Definición ABC » Social » Amistad

+

Definición de Amistad



El concepto de amistad es amplio y subjetivo, pero en términos sociales implica la relación afectiva entre personas, aunque a menudo se habla de otros seres vivos como nuestros “amigos”. El término proviene del latín y probablemente tenga relación con el término “amar”.

En general, los amigos suele decirse que son “como hermanos que se eligen”. En las convenciones sociales, se habla de amistad cuando existe un sentimiento compartido entre dos personas de confianza, respeto, afecto y empatía emocional. Estas relaciones varían de persona a persona, y a lo largo de la historia las amistades han evolucionado y así también ha cambiado la forma de entenderlas.

Si quizás en los siglos XVIII y XIX para las mujeres eran amigas sus compañeras de tertulia o reuniones de té, hoy podemos llamar “amigos” a todos nuestros contactos de Facebook. Desde las amistades entre nobles o “aristocráticos” hemos llegado a la era de los “salones” de chats divididos por edades, países, intenciones amorosas e incluso sexualidad. ¿Cómo han podido cambiar tan radicalmente las formas y en general el concepto de amistad? Sin dudas, el avance informático ha hecho estragos, y no sólo en este aspecto de la vida cotidiana (por ejemplo, la manera de conocer a alguien como futura pareja también han cambiado). La consolidación del idioma inglés como un idioma “global” permite que, dominándolo, podamos conocer e interactuar con mucha más gente que si lo hacemos en nuestro idioma nativo (seguramente si estás leyendo esto, será el español). ¿Podríamos hablar de la era “globalizada” de la amistad? Yo no lo dudo, pues todas las facetas de nuestra vida, y por ende, las formas de socialización se ven, inevitablemente, atravesadas.

En las distintas etapas de la vida tienen lugar distintos tipos de amistades con una menor o mayor trascendencia; muchas personas coincidirán en que los verdaderos amigos son aquellos que nos han acompañado en nuestros momentos y experiencias más relevantes. Los amigos bien podrían entrar en el grupo secundario en nuestra esfera social (se sabe que el primero es la familia) pues es en los espacios “secundarios” de nuestra vida donde podemos encontrarlos: el barrio, el club, la escuela, talleres de música, artes o danzas, escuelas de idiomas… Y cuando somos mayores: en la universidad, el trabajo, y sin olvidar los “amigos de amigos” que pasan a formar parte de nuestro propio círculo amistoso.

El término “mejores amigos” suele interpretarse como aquellos que, dentro de todo nuestro círculo de amistad son con quienes tenemos el mayor nivel de confianza, aprecio, cariño o puede que además de todo esto sean quienes conocemos desde mayor cantidad de tiempo, como cuando somos mayores y todavía frecuentamos a nuestros amigos de la infancia o del pre escolar.

Los amigos comparten experiencias buenas y malas, se dan ánimo y consuelo en situaciones negativas, mantienen fidelidad entre sí y se sienten identificados el uno con el otro. En muchos países, tal es el caso de Argentina por ejemplo, existe un día conmemorativo para celebrar “la amistad” y es precisamente denominado “día del amigo”. Se celebra el 20 de julio de cada año, y su origen se remonta a 1969 cuando el primer hombre pisó la superficie lunar. Incluso en algo tan personal y cultural como la amistad, se habla de distintos tipos, como cuando se dice que existen los amigos por correspondencia o virtuales (gracias a Internet) o los amigos de fraternidades como ocurre en universidades de Estados Unidos y otros.

Hoy, gracias a las virtudes de la Web, podemos conocer a mucha más gente que antes y mantenernos en contacto con amigos de todas partes del mundo a través de las muy conocidas redes sociales que permiten vincularnos con múltiples personas a la vez, compartir fotos, involucrarnos en grupos en común y otras actividades.
En los últimos años se ha despertado un importante debate respecto de si es posible la amistad entre personas de un distinto sexo sin que medie un interés romántico. Incluso los debates se hacen extensivos a si después de romper una relación amorosa, ambos pueden continuar una relación de amistad. Parece que pasar de la amistad al amor es mucho más fácil que pasar del amor a la amistad, ¿no crees?

Existen amigos célebres como el detective Sherlock Holmes y su amigo Watson, Batman y Robin, o El Quijote y Sancho Panza. En todas estas duplas históricas de amistades (todas ellas ficticias), si bien uno es el protagonista de la historia y quien se lleva todos los honores, en sí el mensaje de “no puedes hacer nada solo” está implícito. En todas, la ayuda de los amigos (sea Watson, Robin o Sancho Panza) es indispensable para el éxito y el triunfo del protagonista.
En cualquier caso, es común decir que los amigos sólo pueden contarse con los dedos de la mano y que, sin importar todos los momentos que atravesemos en nuestras vidas, los verdaderos amigos serán los que estén siempre.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Amistad