Definición ABC » Social » Alienación

+

Definición de Alienación

De manera general y amplia se llamará en nuestro idioma alineación a la pérdida del juicio, la locura en la cual entra una persona que justamente ha perdido sus facultades mentales. En tanto, al individuo que se encuentra en esta situación particular se lo denomina como alienado.

Pérdida del juicio o locura

Cuando alguien está alienado se siente ajeno a sí mismo y a su propia realidad, habiendo construido una paralela e imaginaria, que se vive como si fuese real, pero obviamente no lo es, y solamente el entorno puede darse cuenta de esa situación anormal.

La psiquiatría usa el concepto de alienado como sinónimo de demente y es una de las disciplinas médicas que se ocupa especialmente del tratamiento y diagnóstico de estos casos, que en algunas situaciones puede revestir una gravedad considerable y que requerirá de un tratamiento especial para ser superado.

Fenómeno en el que la personalidad queda suprimida y pasa a ser controlada por otros

Por otro lado, la alienación, también denominada como enajenación, resulta ser aquel fenómeno a partir del cual se le suprime la personalidad a un individuo, es decir, se lo despoja de la misma, pasando a controlarle y anularle su libre albedrío para a partir de ese momento convertirlo en una persona dependiente de los intereses de quien lo enajena, ya sea otro individuo, una organización, o un gobierno, entre otras alternativas.

Mientras tanto, la alienación es un fenómeno no innato, o sea, no se nace con él sino que se dispone por otro o por la misma persona alienada a partir de mecanismos psicológicos.

Tipos de alienaciones: individual y social

Se puede distinguir entre dos tipos de alienaciones, dependiendo del nivel en cual se producen: individual o social.

En el caso de la primera se trata de una alienación mental que normalmente se caracteriza por la anulación de la personalidad individual; persiste una confusión a la hora de razonar, hay una incoherencia en el pensamiento, aparecen síntomas alucinatorios.

La persona que se encuentra atravesando este estado es aleccionado, o en su defecto, se auto alecciona a su subconsciente a partir de un proceso morboso intencionado en el cual llega a creer determinadas situaciones. Entre los casos más severos de este tipo, se puede desembocar en una ausencia completa de las relaciones sociales y comportamiento dañino y muy agresivo, ya sea para consigo mismo y el entorno.

Y por su lado, la alienación de tipo social se encuentra estrechamente vinculada a la manipulación social, la manipulación política, la opresión y la anulación cultural. En este caso, el individuo o la comunidad, transforman a punto tal su conciencia de manera de convertirla en contradictoria con lo que se espera normalmente de ellos.

En tanto, hay cuatro tipos bien definidos de alienación social: religiosa (persiste una resignación a un dogma determinado que por supuesto frustrará el desarrollo individual), política (se consiente con el silencio la opresión y dominación de un gobierno), económica (tanto los medios como los productos que produce el propio individuo lo dominan) y consumista (somos esclavos de lo que nos dice la publicidad, es decir, compramos únicamente lo que ella nos dice, sin evaluar primero racionalmente la utilidad o necesidad que tengamos del producto en cuestión. La felicidad pasa solamente por consumir el producto que la publicidad nos indica y no por los beneficios que éste nos puede reportar).

La alienación social y la influencia de la Revolución Industrial

Tras la Revolución Industrial en el siglo XVIII, los cambios sociales que se suceden y el auge que cobra la burguesía en esos tiempos dentro de ese marco modificaciones sociales aparece el concepto de alienación social, en los términos que mencionábamos líneas arriba.

El hombre vuelve a sentirse alienado ya no por el absolutismo monárquico que restringía sus libertades sino por sus patrones y pares que abusan de él.

El proletariado por ejemplo, se sentirá alienado por la presión que padece del capitalista a quien debe complacer con su trabajo para que éste maximice sus ganancias.

Tienen el peso de hacer un trabajo muchas veces forzado y pesado que no les reditúa ningún beneficio sino por el contrario los aísla y los empobrece mientras que del otro lado, sus patrones se hacen más ricos a su costa.
Esto es a grandes rasgos lo que ´proponía el comunismo y contra eso luchaba incansablemente.

Marx sostenía que el capitalismo convertía al ser humano en una cosa, en un objeto que depende siempre de las leyes del mercado. El individuo es una mera mercancía, que sirve mientras rinde beneficios y será desechado cuando no las produzca conforme.

 
 
 
Temas en Alienación
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48660 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •