Definición ABC » Social » Agresividad

+

Definición de Agresividad

La noción de agresividad nos remite a prácticas, modos de comunicación y de comportamiento que se basan de manera exclusiva en el uso de la violencia física o verbal hacia otros.

Comportamiento que despliega alguien en el que sobresale la violencia física o verbal

La agresividad es la actitud típica de una persona agresiva, malhumorada, frustrada y negativa, aunque en muchos casos la agresividad puede surgir de manera espontánea y momentánea, por causas bien definibles y puntuales.

Claro está, la agresividad es una de las formas más negativas y destructivas que tiene el ser humano para comunicarse con otros, con aquellos que lo rodean (tanto hombres como animales).

En la agresividad siempre hay violencia y se trata de un comportamiento intrínsecamente humano, mientras tanto, la persona que dispone de esta tendencia será considerada y llamada como agresivo/a.

Características y orígenes

Es fácil reconocer a la persona agresiva ya que dispone de determinadas señas particulares como ser: lenguaje contundente y teñido de desprecio, gestos amenazantes y desafiantes, ausencia de sensibilidad y de respecto para con los demás, intolerancia, irritable.

Por lo general, la agresividad es relacionada en el campo de las ciencias de la psicología, la sociología y la biología con aquellos instintos y composiciones internas que no pueden delimitarse del todo bien y que nos remiten a nuestras formas más salvajes y compulsivas. La agresividad es por supuesto la consecuencia de un sinfín de causas que pueden pasar por cuestiones biológicas, personales, familiares, sociales, laborales o económicas, entre miles de posibilidades.

Hay quienes sostienen que la agresividad es un elemento instintivo en el humano, mientras que hay otros que sostienen que la agresividad se adquiere a partir de un modelo social, o que es un componente patológico que suele estar asociado a un trastorno de personalidad.

En definitivas cuentas, no hay acuerdos absolutos al respecto del origen de este comportamiento tan habitual de ver en las personas, pero en lo que si se conviene es en que se trata de un accionar absolutamente negativo y problemático, y por ende es que es muy importante actuar en la concientización sobre su carácter negativo para que el mismo no se extienda entre las personas.

Normalmente, las formas más comunes y visibles de agresividad son diferentes actos de violencia física. Sin embargo, la agresividad ejercida a través de la violencia verbal también puede ser muy significativa y mucho más dañina a largo plazo en algunos casos.

Como se mencionó, la agresividad siempre implica el acto de relación negativa entre dos o más partes ya que la agresividad es demostrada en la comunicación e intercambio social con otros.

Hoy en día, la agresividad es un elemento común en la personalidad de muchos individuos y esto tiene que ver básicamente con el estilo de vida actual que se caracteriza por el stress, la alteración del sueño, la frustración, la desconfianza o el miedo hacia los otros, la competencia, la insatisfacción, la ira y la envidia entre muchas otras.

Personalidades altamente agresivas, en las cuales los actos de agresión y violencia son constantes, suelen ser los objetivos principales de las terapias de control de ira existentes hoy en día.

Un problema social

La agresividad hoy es un problema social sobre el cual todos los actores sociales responsables deben actuar para detener.

En las familias, en la escuela y en las interacciones sociales más básicas podemos encontrarnos con comportamientos muy agresivos, y lo cierto es que si no se detienen a tiempo pueden ocasionar tremendos daños.

La violencia intrafamiliar ha aumentado exponencialmente en los últimos años, especialmente de los esposos contra sus mujeres.

Los medios de comunicación, todos los días, lamentablemente, dan cuenta de esta terrible realidad que muchas veces termina con la muerte de la mujer.

Por otra parte, la palabra dispone de un uso diametralmente opuesto y bien alejado del sentido negativo que estuvimos dando cuenta líneas arriba…

Fuerza con la que actúa una persona en una tarea

Al dinamismo, la fuerza y a la decisión que alguien evidencia y manifiesta a la hora de actuar o de emprender un trabajo, obstáculos, entre otros, se lo llama también agresividad.
“Juan tiene una agresividad que lo lleva siempre a triunfar en los negocios que emprende”.

 
 
 
Temas en Agresividad
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45068 fans
  • Twitter
    2220
  • Google
    303
  •