Definición ABC » Social » Afectividad

+

Definición de Afectividad

En Psicología la afectividad será aquella capacidad de reacción que presente un sujeto ante los estímulos que provengan del medio interno o externo y cuyas principales manifestaciones serán los sentimientos y las emociones.

Expresión de sentimientos y emociones que resultan de la recepción de un estímulo externo o interno

En un lenguaje menos formal y más coloquial, cuando se habla de afectividad, todos sabemos que se está haciendo referencia a aquellas muestras de amor que un ser humano brinda a las personas que quiere y porque no también a otras especies que también sean parte de su entorno querido, tal es el caso de las mascotas domésticas, por citar algunos seres que no son humanos y por los que normalmente también expresamos emociones positivas.

Estudio y alcances de la afectividad

La psicología, como ya hemos mencionado al comienzo de la reseña, es la disciplina que se ocupa de darle especialmente un abordaje, aunque, desde los tiempos más remotos se ha indagado sobre este aspecto de las emociones que evidenciamos las personas en diversas situaciones que nos propone la vida.
La filosofía lo ha hecho también, y con la evolución y el paso del tiempo, la ciencia, ha hecho grandes avances y aportes al encontrar que hay diversas áreas de nuestro cerebro que están asociadas a los afectos que una persona puede tener.

La afectividad es imposible pensarla de modo consciente, es decir, no podemos decidirla mentalmente, nos damos cuenta que la experimentamos pero es imposible tener un control sobre la misma, van surgiendo de manera espontánea y natural a lo largo de nuestra vida y a causa de las diferentes situaciones que nos va colocando el destino delante y que debemos sí o sí atravesar.

Lo único que se puede decidir con la cabeza cuando de emociones se trata la cosa es el comportamiento que desarrollaremos ante esas situaciones y sobre los afectos que surjan mediante.

Otra cuestión que también es posible de manejar es la de promover los afectos, tomando decisiones que por ejemplo beneficien nuestra vida y la del resto en algún aspecto, y entonces generen consecuentemente un sentimiento de bienestar.

La afectividad siempre se producirá en un marco interactivo, porque quien siente afecto por alguien es porque también, de parte del otro, recibe el mismo afecto. O sea que el afecto es siempre la respuesta a un estímulo que también trae afecto, raramente podamos sentir o manifestar afecto por aquel que no nos quiere o que se hace el indiferente ante nosotros.
Su predisposición para ayudar siempre a mi familia es una de las causas fundamentales de mi afecto para con el”.

¿Qué es el afecto? Importancia

En tanto, el afecto es una de las pasiones de nuestro ánimo, es la inclinación que manifestamos hacia algo o alguien, especialmente de amor o de cariño, una persona, una mascota, un objeto, un trabajo, entre otros. “Laura me demostró su afecto llamando todas las noches para saber cómo me sentía luego de sufrir el accidente”.

Desde el punto de vista psíquico es una pasión que siente nuestro ánimo y que está especialmente asociada al cariño y amor pero sin connotaciones de tipo sexual, es decir, no solamente tiene una intensidad moderada sino que el destinatario no es la persona con la cual mantenemos una relación amorosa, para él están destinados mayormente la pasión y el amor.

De esto se desprende que los seres humanos, independientemente de que seamos más o menos sensibles, siempre necesitamos de la afectividad para vivir, para desarrollarnos y para seguir adelante a pesar de los obstáculos que a veces nos pone el destino, porque aunque el día en el trabajo no haya sido de lo más brillante, sabemos que encontraremos contención y olvido en casa cuando nos abracemos a ese ser querido que nos está esperando.

La afectividad, entonces, es parte fundamental de la vida porque es la que en definitivas cuentas nos ayudará a ser mejores personas y a no sentirnos jamás solos.

En contrapartida, cuando este aspecto de nuestra vida no se encuentra en armonía, seguramente, nos costará mucho más crear vínculos con las personas y expresar nuestros sentimientos.

Existen una gran cantidad de símbolos de afecto aunque los más recurrentes y usados por los seres humanos son los besos, las caricias, los abrazos, las sonrisas, entre otros.

 
 
 
Temas en Afectividad
 

Redes Sociales

  • Facebook
    47232 fans
  • Twitter
    2240
  • Google
    322
  •