Definición ABC » Salud » Vitaminas

+

Definición de Vitaminas

Vitaminas

Sustancias esenciales para la salud de los organismos vivos

Se designa de manera general como vitaminas a aquellas sustancias orgánicas que resultan ser esenciales para la vida de las personas o de los animales y que por tanto resultan imprescindibles para la supervivencia y el desarrollo conforme de estos.

Cabe destacarse que muchas veces el organismo no las puede sintetizar per se y entonces es necesario que las ingiera, ya sea a través de los alimentos que las contienen, o en su defecto mediante la ingesta de suplementos vitamínicos especialmente elaborados por los laboratorios.

Los alimentos y los suplementos, principales fuentes de vitaminas

Casi todas las vitaminas esenciales no pueden ser de ninguna manera sintetizadas por el propio organismo como ya mencionamos, es decir, elaboradas por este, por lo cual la única manera de poder obtenerlas y que ingresen a nuestro cuerpo es a través de los alimentos naturales o como indicamos, vía suplementos vitamínicos, como se los llama popularmente a los preparados indicados.

Tomadas de manera equilibrada y conforme a la deficiencia que pueda haber en nuestro organismo al respecto de alguna resultan ser trascendentales para promover el correcto funcionamiento del organismo de un ser vivo.

Básicamente las vitaminas son nutrientes, las cuales en conjunto con otros elementos nutricionales hacen las veces de catalizadores de todos aquellos procesos fisiológicos directos e indirectos.

Un consumo equilibrado, la clave

No resulta ser muy alto el grado de requerimiento de vitaminas que necesita el cuerpo diariamente, sino tan solo dosis de microgramos o miligramos contenidas en grandes cantidades de alimentos naturales. Lo ideal es un equilibrio, porque tanto el consumo en exceso como su falta puede desencadenar enfermedades que van desde trastornos leves a graves y muy graves, como la demencia y en los casos más extremos hasta puede peligrar la vida.

En tanto existe una denominación clínica para designar ese exceso o escasez en cuanto a vitaminas, avitaminosis, cuando se registra deficiencia e hipervitaminosis, cuando nos encontramos con un caso de exceso en el consumo de las mismas.

Notables beneficios para la salud

Entre sus principales beneficios se destaca su función antioxidante que ayudará a prevenir las distintas formas del cáncer, por ejemplo, consumir alimentos ricos en la vitamina E será una buena manera de prevenir el cáncer de próstata.

¿Dónde encontrarlas?

Ahora bien, dónde encontrarlas es la cuestión más importante…principalmente en los vegetales crudos, por ello lo recomendable es igualar o superar el consumo de 5 raciones de vegetales o frutas secas al día y evitar aquellos procesos que provoquen la pérdida de estas en exceso, como ser: evitar cocciones muy largas de los alimentos que las contienen, evitar aquellos alimentos preparados, comer las pieles de las frutas y las cáscaras de los cereales porque allí es donde más se concentran las vitaminas, entre otros.

En los seres humanos hay 13 vitaminas, 9 de ellas hidrosolubles, 8 correspondientes al complejo B y la vitamina C y 4 liposolubles, A, D, E, K. Las vitaminas se clasifican según su solubilidad: si es en agua, hidrosolubles o en lípidos, liposolubles.

Principales beneficios vitamina a vitamina

Las vitaminas pertenecientes al grupo B resultan fundamentales para el correcto funcionamiento del cerebro y el metabolismo y corresponden al grupo de las hidrosolubles, lo cual implica que fundamentalmente serán eliminadas a través de la orina, hecho que obliga a tener que consumirlas casi diariamente. Por ejemplo, el pan contiene esta vitamina, así que se recomienda su ingesta, obviamente en cantidades equilibradas.

Por su parte la vitamina A la encontramos en verduras como la zanahoria y el brócoli y se la destaca de sus pares porque su gran aporte repercute en la visión. A quien, que no veía muy bien no se le ha recomendado comer más zanahoria. Esta hortaliza es una de las más consumidas afortunadamente porque puede comérsela cruda, cocida, rallada, acompañando a otros vegetales y también a carnes rojas y blancas.

Mientras tanto, a la vitamina C, otra muy popular también, la hallamos fundamentalmente en los cítricos, tales como la naranja, el limón. La vitamina C se suele recomendar especialmente para combatir procesos gripales, por ello es que en el invierno, cuando el virus de la gripe asesta tan fuerte, se indica comer más alimentos que contengan esta vitamina.

A la vitamina D se la llama popularmente como la vitamina del sol ya que precisamente se produce naturalmente en el cuerpo tras exponerse al sol más allá de quince minutos unas tres veces a la semana. Esta vitamina es súper importante porque ayuda a nuestro cuerpo a absorber conforme el calcio, sustancia fundamental para tener huesos y dientes fuertes y sanos.

Y la vitamina K, un poco menos popular que las mencionadas anteriormente también es importante por la función que ostenta: sin ella nuestra sangre no coagula como corresponde. La podes encontrar en alimentos como los cereales, el repollo, la coliflor, la espinaca y pescados, entre otros.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Vitaminas