Definición ABC » Salud » Urgencia

+

Definición de Urgencia

UrgenciaEl término Urgencia refiere varias cuestiones de acuerdo al uso que se le dé al mismo y al contexto en el cual se lo emplee…

Aquello que ostenta carácter o cualidad de urgente

En términos generales, urgencia refiere a aquello que ostenta carácter o cualidad de urgente. Pensemos en una situación en la cual un familiar está atravesando un grave problema como puede ser haberse perdido en una zona que no conoce y que es percibida como peligrosa, al llamarnos, para contarnos lo que le sucede y pedirnos ayuda nos hablará con urgencia.

 

Necesidad o falta apremiante de algo o alguien

Por otro lado, urgencia es a aquella necesidad o falta apremiante de algo o alguien. En este sentido la necesidad puede estar asociada a algo físico, por ejemplo tener la urgencia de ir al baño porque se tiene muchas ganas de orinar. Y por otra parte puede tratarse de una urgencia emocional, necesitar con el alma estar con alguien que no está cerca en un momento dado. “Ayer te necesité con urgencia”.

Aquello que urge

También se dice que urgencia será aquello que urge. Un ejemplo clarísimo para comprender este sentido de la palabra es cuando en nuestro trabajo se sucede algo imprevisto y que reviste mucha importancia y que adicionalmente demanda por parte nuestra una intervención para ser resuelto cuanto antes. Le apareció una urgencia en el trabajo y tuvo que volver a la oficina a la tarde.

Asimismo, hablando de leyes, preceptos y normas, una urgencia será aquella obligación inmediata de cumplir con los requerimientos estipulados.

Área dentro de los hospitales en el cual se atienden casos que necesitan cuidados médicos inmediatos

En tanto, en el contexto en el cual más recurrentemente se la utiliza, que es en el ámbito de la medicina, se dice que urgencia es aquel departamento o área dentro de los hospitales en el cual se atienden a enfermos y heridos que necesitan cuidados médicos inmediatos, es decir, la gravedad del cuadro que presentan demanda una atención inmediata porque hay un serio riesgo de vida.

Una urgencia dentro del protocolo médico tendrá diversos niveles y por ello es importante que los profesionales de la salud que se desempeñan en esta área sepan distinguirla y tener tipificada a cada una para saber cómo se debe actuar en consecuencia.

Grados de urgencia

En la urgencia vital, se entiende que la vida del paciente corre riesgo o bien la posibilidad que se produzca una secuela funcional de gravedad.

Luego se encuentra la urgencia percibida, que es aquella en la cual se percibe una urgencia pero que no es vital, es decir, no hay riesgo de vida. Y por último se encuentra la llamada urgencia relativa, que en este caso los especialistas concuerdan en que sí se trata de una urgencia que precisa una atención con carácter de preferente y urgente.

Cada paciente que llega al departamento de Urgencias de un sanatorio, hospital o clínica será evaluado para determinar en qué nivel o fase de urgencia se encuentra su caso y en función de la conclusión que se saque se procederá.

Como recurrentemente se la confunde con otro término muuuy similar, el de emergencia, será preciso destacar que en el caso de la emergencia es una situación de salud que se presentará repentinamente y que requiere de inmediato tratamiento y atención médica, es decir, la emergencia podría situarse al lado de la urgencia pero denota un caso de mayor gravedad, que deberá ser asistido YA, en cambio la urgencia es un término que refiere alarma pero que no ostenta ni denota la misma gravedad que si se usa el término de emergencia.

De todas maneras está diferenciación que hacemos tiene más que nada que ver con una cuestión semántica, tanto la urgencia como la emergencia, como más les guste llamarla, debe ser atendida por los profesionales médicos con la misma celeridad.

Lo más importante a considerar en este aspecto es que nunca, un profesional de la salud desestime una urgencia. Su deber primero será agotar todas las instancias, examen físico, uso de alguna técnica diagnostica adicional, entre otros.

En tanto, cuando todo esto se haya cumplido satisfactoriamente y el médico considera que el paciente está físicamente y no es necesario trasladarlo a una unidad especial para tratarle una afección que pone en riesgo su vida, se desestimará la urgencia.

En la actualidad a causa del estrés que se vive es habitual que en las urgencias de los centros de salud se presenten pacientes con síntomas vinculados a alguna dolencia grave pero en realidad se trata de un ataque de pánico, que normalmente se presenta con síntomas símiles a los de los ataques cardíacos o afecciones respiratorias, entre otros. Ante estos casos, primero obviamente hay que descartar la gravedad física y luego si se está ante un ataque de este tipo se deberá indicar al paciente una derivación con la especialidad de psiquiatría.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Urgencia