Definición ABC » Salud » Tristeza

+

Definición de Tristeza

El término tristeza es utilizado para designar a una de las sensaciones o emociones más típicas y básicas que solemos sentir los seres humanos, consistiendo de un estado anímico con un alto contenido negativo en el que la persona que lo padece se siente abatida, con ganas de llorar constantemente y una bajísima autoestima, es decir, no se siente ni lindo/a, ni inteligente, ni preparado para hacer nada importante por su vida.

Emoción del ánimo que se caracteriza por un sentir de pena, aflicción y angustia a causa de la sucesión de un hecho desafortunado o doloroso

La tristeza se caracteriza entonces por ser un generador de estados o sentimientos de desazón, aflicción, pena, angustia, preocupación y pérdida de energía o de voluntad.

En tanto, la tristeza, que puede ser también experimentada en algún sentido por los animales, es generada por diferentes tipos de situaciones, y normalmente el modo en que cada individuo se ve afectado por cada situación es muy particular: mientras una situación puede generar gran sentimiento de tristeza en alguien, puede no tener el mismo efecto en otra persona.

Por otro lado, existen individuos con una inclinación natural hacia la alegría, el optimismo y la extroversión, mientras que por el contrario están los pesimistas, y esto por supuesto incidirá en el impacto y duración de la tristeza; ahora bien, hasta el más alegre sentirá tristeza ante algún fracaso o pérdida porque obviamente sería anormal sino fuese así.

Este tipo de emoción tan corriente es normalmente motivada por los sinsabores que a veces tiene la vida reservados todos nosotros, sin excepciones, y que nos quitarán la alegría por un período corto o largo de tiempo, dependiendo del tipo de situación que afecte, una enfermedad, la muerte de un ser querido, la pérdida del trabajo, el aplazo en un examen, una pelea con alguien de la familia o un amigo, entre otras posibilidades.

Principales manifestaciones de la tristeza

La tristeza se expresa normalmente a través de gestos faciales en los que la cara toma una expresión más caída, con clara falta de energía.
El llanto es, también, uno de los elementos más característicos de la tristeza ya que surge como una reacción casi instantánea ante una situación de pérdida, dolor o insatisfacción. Otros modos en los que una persona demuestra su tristeza son el desgano, es decir, la falta de iniciativa para enfrentar aquella realidad que lo vuelve triste, la falta de apetito, la preocupación, la angustia, el stress, etc.

Si bien la tristeza no tiende a generar sensaciones físicas de aceleración tales como la taquicardia, sí puede hacer que la persona pierda todo interés por lo que pasa alrededor.

La tristeza es un estado de ánimo y tal como la felicidad puede ser momentánea o esporádica de acuerdo al tipo de situaciones que se vivan. Por lo general, la tristeza aparece cuando ocurren determinados tipos de circunstancias pero, dependiendo de cada caso, la persona puede con el tiempo recuperarse y seguir adelante con su vida.

Diferencia entre tristeza y depresión

Es lógico, normal, y de seres humanos no estar todo el tiempo contentos y presentar algunos momentos y días en los que nos sentimos más tristes por determinadas circunstancias.

En aquellos casos en los que la persona entra en un círculo de tristeza y desgano crónicos debemos hablar en lugar de tristeza de un estado depresivo que implica mayor gravedad y que como tal deberá ser tratado rápidamente por un profesional médico para que la persona pueda superarlo y recuperarse.

Como sabemos, hay algunos estados de depresión muy severos que pueden llevar a la persona que los padece a auto infligirse algún daño, o provocarlo sin quererlo a quienes lo rodean, por eso mismo es indispensable que quien se manifiesta con una gran depresión sea tratado médicamente para evitar estas posibles situaciones.

Entonces, para realizar una precisa y clara distinción y no confundir a la tristeza con la depresión como normalmente se hace debemos decir que la tristeza es pasajera, una vez pasada y superada la razón que la desencadenó la persona vuelve a sentirse bien y a gozar de la vida, mientras que en la depresión esto no ocurre, y una vez que llega, sino se la trata convenientemente, persistirá provocándole serias consecuencias a quien la padece.

 
 
 
Temas en Tristeza
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45125 fans
  • Twitter
    2228
  • Google
    311
  •