Definición ABC » Salud » Tifus

+

Definición de Tifus



Tifus es el nombre que se le da a un grupo de enfermedades de tipo infecciosas generadas por la presencia de una bacteria, la Rickettsia. Esta bacteria es un parásito que se inserta sobre la piel de un individuo y puede dejar en ella un sinfín de elementos nocivos que se van alimentando del organismo. Normalmente el tifus se contagia a partir de la presencia de piojos, pulgas o garrapatas de animales que transportan la bacteria y que, al pasar por la piel humana, depositan a la misma sobre ella y permiten que comience el ciclo de su crecimiento y desarrollo. Se estima que el tifus recibe su nombre de la palabra griega typhos que significa brumoso o lleno de humo, en relación no a la forma de la bacteria ni de sus marcas si no al estado mental en que una persona con tifus actúa, un estado mental de confusión, ditracción, falta de concentración y semi inconciencia.

La historia del tifus no es muy antigua y sus primeros registros nos llevan cinco siglos atrás cuando a fines del siglo XV. En algunos momentos de la historia, la presencia de esta enfermedad se convirtió en importantes epidemias que requirieron mucho esfuerzo y tiempo para ser controladas, causando miles de muertes debido a su rápida propagación. Por lo general, los especialistas estiman que este tipo de enfermedad suele atacar más fácilmente a sectores sociales humildes ya que los mismos presentan menores posibilidades de actuar frente al foco infeccioso. Del mismo modo, personas con desnutrición o con falta de una salud normal eran siempre el objetivo más claro que este tipo de infección tenía. Tal es el caso de los miles de muertos por tifus que tuvieron lugar en los distintos campos de concentración nazis de la Segunda Guerra Mundial, campos en los cuales se mantenía a los detenidos en condiciones infrahumanas de vida, con altos niveles de desnutrición y expuestos por el hacinamiento a un mayor contagio.

El tifus se presenta a través de los síntomas de fiebres altas, escalofríos, dolores musculares y en las articulaciones, dolores de cabeza severos, náuseas, vómitos, diarreas, enrojecimiento de la piel, tos seca, dolores de espalda y abdominal, fotofobia o intensa sensibilidad a la luz, delirio y baja presión sanguínea. Hoy en día existen vacunas que son importantes para prevenir la expansión de la enfermedad y si bien la misma ha sido erradicada en gran parte de Occidente, todavía hay regiones de África, Latinoamérica y Asia en las que se puede encontrar por lo cual siempre se solicita para visitar esas regiones contar con la vacuna apropiada.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Tifus