Definición ABC » Salud » Tabaquismo

+

Definición de Tabaquismo



tabaquismo Se conoce como tabaquismo a la práctica de fumar o consumir tabaco en sus diferentes formas y posibilidades. Considerada hoy en día como una adicción y enfermedad por muchos profesionales de la salud, el tabaquismo se hace presente cuando una persona consume de manera abusiva y exagerada el producto mencionado. Los cigarrillos de tabaco son ampliamente difundidos y contienen elementos químicos que buscan generar dependencia y que hacen cada vez más difícil su abandono, principalmente la nicotina.

El tabaquismo es considerado en la actualidad por la Organización Mundial de la Salud como una de las enfermedades crónicas más extendidas del mundo, además de ser la responsable de generar el número más alto de muertes prematuras debido a complicaciones relacionadas con el sistema respiratorio y gastrointestinal (diversos tipos de cáncer, bronquitis, broncoespasmos, tos perduradera, voz ronca, enfisemas pulmonares), además de relacionarse con otras enfermedades tales como la diabetes, ataques cardiacos, colesterol, complicaciones dermatológicas.

Lamentablemente, a diferencia de lo que sucede con otras sustancias tóxicas, el tabaco cuenta con una condición de legalidad en la sociedad por lo cual adquirir cigarrillos o tabaco para fumar no es un delito.

Fisiológicamente, el tabaco actúa creando una fuerte adicción a la nicotina en el sistema nervioso de la persona que lo consume. Tal es así que el consumidor no sólo desarrolla una adicción física sino también psicológica al producto y es por esto que en la mayoría de los casos, el consumo de tabaco se relaciona con la búsqueda de aplacar sentimientos de ansiedad, angustia, estrés y desesperanza.

Paradójicamente, los elementos activos del tabaco, especialmente cuando éste se presenta en forma de cigarrillos en los que diferentes sustancias químicas han sido agregadas, son responsables en gran parte de la generación de mayores niveles de estrés y ansiedad en la persona, en lugar de calmarlos.

Si bien es extremadamente difícil luchar contra el avance del tabaquismo en los diferentes niveles sociales, hoy en día un gran número de países cuentan con legislaciones que prohiben el consumo de tabaco en espacios públicos cerrados, así como también limitan la publicidad de estos productos y obligan a las industrias tabacaleras a colocar avisos correspondientes en los paquetes sobre los daños que tal adicción produce.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Tabaquismo