Definición ABC » Salud » Salud

+

Definición de Salud



La salud, ese bien tan temido en caso de ser afectado o perdido por el padecimiento de alguna enfermedad y por el otro, tan preciado a conservar en óptimas condiciones en los casos en los que se encuentra entera y sin la presencia de ningún tipo de padecimiento, generalmente, se la define como un estado que se caracteriza por la observación de un completo bienestar mental, físico y social, en el cual no se observan enfermedades o afecciones algunas.

Pero atenti, que la cosa no solo pasa por los achaques físicos, aquellos que “se ven” a los ojos de cualquiera, sino que también la salud puede quedar maltrecha a niveles mental y social, produciendo tanto o más desequilibrio que en el caso de un padecimiento físico.

Por esto mismo es que podemos distinguir, por un lado, la salud física y por el otro la salud mental. En la primera, el rasgo diferencial será la capacidad para realizar cualquier tipo de actividad física, ya sea gimnasia o algún deporte como el tenis, el fútbol, el básquet, entre otros, sin presentar ningún tipo de reacción adversa, sino por el contrario, demostrar resistencia, agilidad, fuerza, flexibilidad y coordinación en la realización de cualquier tipo de ejercicio.

En tanto, la salud mental se refiere al bienestar del individuo pero a un nivel emocional y psicológico, es decir, que la persona pueda desenvolverse sin ningún tipo de problemas en las tareas inherentes a su vida cotidiana, como ser cumplir con el desempeño de su trabajo y el funcionamiento responsable que de él exige la sociedad. Las personas que lamentablemente padecen este tipo de afecciones, que pueden ir desde simples problemas de relación con los demás, hasta severos trastornos de la personalidad, obviamente, requerirán de la atención de un profesional especialista en este tipo de patologías y obviamente de la contención de su círculo más íntimo.

Desarrollar hábitos saludables.

Seguramente, cualquier médico, además de aconsejarles que coman sano a través de una dieta balanceada, que mantengan las condiciones básicas de higiene y que eviten la ingesta de algún tipo de sustancia perjudicial, como ser las drogas, el tabaco y el alcohol en cantidades que exceden lo normal, les aconsejará que realicen algún tipo de actividad física, ya que la realización de esta garantizará mantenerse bien alejados de padecimientos cardíacos, cardiovasculares, de la diabetes, de la obesidad y de los molestos dolores de espaldas.

Está comprobado que la práctica deportiva no solamente aleja al individuo del consumo de drogas sino que también lo ayudará para que goce de una forma saludable. Natación, caminatas, footing y ciclismo, son algunas de las mejores maneras de ejercitar el cuerpo, perder grasa, controlar el colesterol y aunque muchos no lo sepan o crean, también las mencionadas son excelentes a la hora de aportarnos el bienestar emocional perdido a causa de las presiones y el estrés que nos generan las actividades cotidianas.

Ciencias de la Salud.

Las ciencias de la Salud son aquel conjunto de disciplinas que trabajan en pos de dos aspectos fundamentales de la salud: la prevención de enfermedades y en el desarrollo de proyectos, iniciativas que tienen como fin promover el bienestar de un individuo, su familia y la comunidad en general. Cabe destacarse que el trabajo de estas es interdisciplinario y entre otras podemos citar: medicina, bioquímica, psicología, bromatología, enfermería, farmacia.

La Salud, un derecho de todos que debe ser garantizado desde el estado

La salud pública es el área que no debe faltar en un ningún gobierno y cuya finalidad es cuidar la salud de los ciudadanos a partir del desarrollo y la propuesta de programas de salud que tengan la misión de mejorar las condiciones de salud de las personas, y lo puede hacer a través de diversas vías: combatiendo epidemias, promoviendo estilos de vida saludables, realizando campañas de prevención, de vacunación masiva, de concientización alrededor de determinadas afecciones y protegiendo al medio ambiente de agentes nocivos como la contaminación.

La información, la comunicación, son recursos vitales a la hora de proteger y cuidar la salud ya que es gracias a la difusión de datos, por ejemplo a través de los medios de comunicación masiva, que la gente común conoce cómo cuidarse de determinadas afecciones o decide consultar a un especialista médico a raíz de una información que le llegó por esta vía.

Ahora bien, los funcionarios y organismos de salud deben realizar su trabajo en función de las necesidades y riesgos que existan en su región y a partir de ellos desarrollar planes que satisfagan las demandas inmediatas. Por supuesto las prioridades no serán las mismas en un país desarrollado que en uno en vías de desarrollo y que padece muchas carencias.

Y otra cuestión que la salud pública no puede soslayar es la investigación porque es gracias a esta que se podrán avanzar en el desarrollo de efectivas técnicas de diagnóstico y de tratamientos.

Un organismo que vela por la salud de todo el mundo

Desde abril del año 1948 la Organización Mundial de la Salud (OMS), es el organismo internacional que depende de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y que se encarga especialmente de la gestión de políticas que prevengan y promuevan la salud pero a un nivel mundial.
El brazo activo de la OMS son sus seis oficinas regionales en: África, Europa, América, Asia Sur, Mediterráneo Oriental, Pacifico Occidental y también el trabajo que sanitaristas de la organización realizan en los diversos países del planeta.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Salud