Definición ABC » Salud » Radioterapia

+

Definición de Radioterapia



La radioterapia es un método de tratamiento que se aplica en el caso de determinadas enfermedades y que consiste en el empleo de radiaciones ionizantes, especialmente rayos X o radioactividad, por ejemplo la que supone los rayos gamma.

Es la oncología, la especialidad médica que se ocupa del estudio y tratamiento de los tumores benignos y malignos (cáncer), la que principalmente emplea la radioterapia para el tratamiento de los diferentes casos que le toca atender.

La misma actúa directamente sobre el tumor, destruyendo las células malignas e impidiendo que puedan crecer y reproducirse. Si bien la radioterapia también puede ser aplicada sobre los tejidos normales, los tejidos tumorales resultan ser los más sensibles a la radiación, no pudiendo reparar el daño generado de modo tan eficiente como se lo hace el tejido normal, por tanto, son destruidos bloqueándoles el ciclo celular.

La radioterapia no es para nada una alternativa de tratamiento nueva, desde un siglo se viene empleando y progresando conforme con los avances tecnológicos y con los que se producen en la Física y en la Oncología. Junto con la quimioterapia y la cirugía, la radioterapia, es uno de los pilares fundamentales que no pueden faltar a la hora de pelear contra el cáncer de cualquier tipo, aproximadamente la mitad de los enfermos de cáncer demandan un tratamiento que incluye la radioterapia en algún momento del proceso de su enfermedad.

Existen dos tipos de radioterapia, dependiendo de la distancia que presenta la fuente…la braquiterapia consiste en la colocación de fuentes radiactivas en cápsulas, ya sea dentro o en cercanías del tumor. Se usa principalmente en el caso de tumores ginecológicos. En algunas situaciones se la combina con teleterapia y resulta indispensable aislar al paciente radiactivo mientras la fuente de radioactividad este dentro suyo.

Y por su lado en la teleterapia o radioterapia externa, la fuente irradiación se encuentra ubicada a una determinada distancia del paciente y en equipos que presentan grandes dimensiones, tal es el caso de la Unidad de Cobalto y del acelerador lineal de electrones. Los enfermos asisten de acuerdo al cronograma establecido por el médico tratante de manera ambulatoria al instituto de tratamiento. La radiación puede ser de rayos gamma, de rayos X o núcleos atómicos.

En tanto, entre las consecuencias más comunes que suscita este tipo de tratamiento se cuentan: fatiga, cansancio, enrojecimiento y sequedad de la piel, entre otros, de todas maneras, suelen ser síntomas breves y bien tolerados por los pacientes.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"