Definición ABC » Salud » Pulso

+

Definición de Pulso



En Medicina, el pulso de una persona será la pulsación que provoca la expansión de sus arterias como consecuencia de la circulación de la sangre que bombea el corazón. La medición de este se puede lograr en aquellas partes del cuerpo en el cual las arterias se encuentran más próximas a la piel, tales como el cuello o las muñeca.

Este proceso consiste en que las ondas de presión se mueven a lo largo de los vasos sanguíneos, en tanto, cuando el corazón se contrae la sangre es expulsada a la aorta y se expande y será justamente en este punto en el cual la onda es más pronunciada. El pulso de presión se transmite 15 o más veces más rápidamente que el flujo sanguíneo.

En tanto, el pulso en la mayoría de la gente resulta ser un muy buen indicador de la frecuencia cardíaca que presenta.
El pulso considerado normal se establece entre 60 y 100 pulsaciones para un adulto sano en situación de descanso, sin embargo, cuando la medición se realiza en momento del sueño puede llegar a caer hasta 40 pulsaciones y en situaciones en las cuales el ejercicio resulta intenso puede ascender hasta 200 pulsaciones.

También, la rapidez en las pulsaciones se encuentra en estrecha relación con la edad que tenga un individuo, la mayor cantidad de pulsaciones se da en las personas más jóvenes y por ejemplo, en un bebé las pulsaciones pueden ser tan o más rápidas que en un adulto en el momento de estar realizando intenso ejercicio.

Generalmente, el pulso se toma manualmente con los dedos índice y cordial, no es recomendable tomarla con el dedo pulgar porque este posee pulso propio y puede contrariar el resultado obtenido. Se los deberá apoyar cerca de una arteria efectuando una suave presión para así sentirlo. Otra alternativa para medirlo es oír el latido del corazón, mediante el uso de un estetoscopio.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Pulso