Definición ABC » Salud » Promiscuidad

+

Definición de Promiscuidad



Se conoce como promiscuidad al acto de mantener relaciones sexuales de manera simultánea con distintas personas con las que por lo general no se establecen relaciones amorosas duraderas. La promiscuidad es normalmente vista de manera negativa a nivel social porque implica no sólo la falta de estabilidad emocional y la ausencia de madurez a nivel social, si no que puede implicar muy fácilmente la negligencia respecto del contagio de cierto tipo de enfermedades que se traspasan a partir de los fluidos genitales y que pueden ser en muchos casos enfermedades muy duras como el HIV o peligrosas como la sífilis.

Si bien la idea de la promiscuidad estuvo por mucho tiempo ligada a cánones socialmente establecidos de la monogamia como principal elemento de control social que buscaban evitarla y limitarla lo más posible, hoy en día la promiscuidad es mucho más permeable a diferentes tipos de control o vigilancia estatal. Esto tiene que ver con la gran apertura sexual que se dio en Occidente a partir de la década del ’60, apertura que muchos entendieron como liberación social y manejo privado de la vida sexual y que muchos otros vieron como libertinaje y desenfreno.

La promiscuidad hoy en día puede darse en todos los niveles sociales, sin importar el grupo de gente en el que uno se mueva. También puede hacerse presente en personas de diferentes edades: cuando por mucho tiempo se consideraba que la gente mayor a los treinta años ya tenía que tener su vida bien establecida, hoy en día tal situación no es tan clara. Finalmente, en la actualidad la promiscuidad es un fenómeno ya no privativo de uno de los dos sexos si no que es mucho más amplio e incluye a nuevas formas de sexualidad que tienen que ver con el interés por la experimentación sexual.

El mayor problema que la promiscuidad puede traer hoy en día es justamente la aparición de un sinfín de enfermedades y condiciones de salud que pueden fácilmente complicar la vida de una persona. Algunas de estas enfermedades adquiridas de manera sexual son crónicas y por más que la persona corriga sus formas de relacionarse a nivel sexual, seguirán estando presentes.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Promiscuidad