Definición ABC » Salud » Piel

+

Definición de Piel



pielLa piel es el principal órgano tanto del cuerpo humano como del animal no solamente por la magnífica extensión que ocupa en cada especie, aproximadamente unos 2 metros cuadrados, variando su espesor de 0,5 mm en los párpados y los 4 mm en el talón, sino porque resulta ser de vital importancia a la hora de proteger y mantener intactas sus estructuras de las agresiones que a veces infligen algunos agentes externos y como sistema de comunicación con su entorno más próximo.

Dentro de la piel nos encontramos con que coexisten y conviven tres capas, epidermis, dermis e hipodermis, que además son de especial atención y estudio para la biología que es la disciplina que en realidad nos aporta todos los conocimientos que hay y hoy tenemos a nuestra disposición sobre estas
La epidermis está compuesta mayormente por queratinocitos, melanocitos y pigmentocitos que será los que le darán pigmentación a las pieles y de ejercer la barrera inmunológica o protección de la cual hablábamos más arriba.

Por su lado, la dermis, es una capa de tejido conjuntivo que se caracteriza por la abundancia de fibras de colágeno y elásticas que son las que le dará a la piel la consistencia y la elasticidad que ya de por sí caracteriza a este órgano que hoy nos disponemos a descubrir aquí en Definición ABC.
Y finalmente la hipodermis, algo así como la continuación de la dermis en realidad, es la capa subcutánea de la piel que está compuesta por tejido laxo. Allí las fibras colágenas y las elásticas se conectarán directamente con la dermis para hacer realidad la interacción entre ambas. En esta capa se desarrollan una infinidad de células adiposas y la recorren un buen número de vasos sanguíneos que contienen infinidad de terminaciones nerviosas.

Pero claro y más allá de estas consideraciones que hacen a la morfología de este órgano tan determinante como es la piel, es importante también dar cuenta de los cuidados que requiere porque al tratarse de una estructura tan sensible obviamente está mucho más expuesta a los peligros. Entre los principales enemigos de esta se encuentran el sol, en cantidades excesivas claro está y sin la adecuada crema que filtra los rayos solares, porque como es sabido alguna exposición a el nuestra piel lo necesita porque ayuda a equilibrar la secreción sebácea y a sintetizar la vitamina D. También el abuso en el uso de determinado tipo de jabones, una dieta poco balanceada y la adicción a drogas como el tabaco y el alcohol contribuyen al debilitamiento de nuestra piel.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"