Definición ABC » Salud » Paladar

+

Definición de Paladar

El paladar es una de las partes del cuerpo del ser humano y de muchos animales que se ubica en el interior de la boca y que tiene como función separar la cavidad nasal de la cavidad bucal para permitir el proceso de la comida o alimentación que se consume.

Parte del cuerpo de animales y humanos que está en el interior de la boca y despliega funciones importantes como permitir la alimentación

El paladar es la parte superior de la cavidad bucal que generalmente presenta cierta dureza o rigidez y que puede ser alcanzado por la lengua cuando se la mueve hacia arriba.

El paladar se puede dividir en dos partes: la parte anterior o el paladar duro (hecho de hueso) y la sección posterior o paladar suave.

Paladar Duro y paladar suave. Características

El paladar duro está conformado por dos tipos de huesos: el maxilar y el hueso palatino que están cubiertos por una membrana mucosa, en tanto, el maxilar asimismo conforma la mandíbula superior. Las placas de los huesos palatinos forman tanto el piso de la nariz como la parte de atrás del paladar. Y las placas verticales de estos huesos conforman la cavidad nasal.

Por su parte, el paladar blanco, está cubierto por el tejido epitelial, que es un tipo de tejido presente en nuestro cuerpo y que se ocupa de hacer de cubierta tanto de las superficies internas como externas. Aporta protección a ciertas partes, produce las secreciones y regula a los materiales cercanos a él. La úvula que es una masa que cuelga en medio de este paladar asiste a la hora de evitar que lo que se come se vaya directo por el pasaje de la respiración.

Entre las funciones más importantes de ambos se destacan: separar la cavidad oral de la nasal, ayuda a respirar y masticar al mismo tiempo, asimismo ayuda a cantar.

Formación en el útero materno y complicaciones de su desarrollo

Estos paladares se desarrollan en el mismísimo útero materno cuando el feto va creciendo allí. Aproximadamente comienza en la quinta semana.
Puede ocurrir una formación incorrecta que le sucede a quinientos de mil bebés de acuerdo a una estadística.
La causa es desconocida por el momento, aunque se esgrime una combinación de elementos ambientales como también rasgos genéticos heredados, y puede corregirse con una intervención quirúrgica una vez que el niño nace.

Cuando el paladar no logra formarse adecuadamente en una persona (siendo esta condición evidente al nacer el niño y no pudiéndose generar de manera posterior), estamos en presencia de aquella alteración bucal conocida como labio leporino que significa complicaciones de diferente tipo para el proceso de la comida o ingesta de alimentos. Esto es así ya que el labio leporino supone que las cavidades bucales y nasales no están correctamente divididas y por tanto el alimento puede fácilmente pasar desde la boca hacia la nariz.

Junto a la lengua, las amígdalas, los dientes y la úvula, el paladar forma lo que se conoce como cavidad bucal o boca, el espacio por el cual comienza el proceso de alimentación al ser el lugar por el cual se inserta la comida en el organismo.

El paladar está compuesto por un sinfín de terminaciones nerviosas que hacen de él una superficie irregular al tacto y un tanto grasosa o húmeda debido a la presencia de diferentes grasos naturales y de la saliva, elementos que colaboran ambos en las primeras etapas de la digestión. El paladar por lo general presenta, como la lengua, un color rosado o rojizo siendo otro tipo de colores indicación de algún tipo de afección.

Pero también el concepto dispone de otros usos en nuestra lengua, de tipo simbólico, que justamente se desprenden de su referencia original.

Gusto con el que se perciben los sabores de alimentos y la sensibilidad a la hora de valorar algo

Así es que el concepto permite indicar el gusto con el cual se percibe el sabor de los alimentos.
“María tiene un paladar muy fino, no le gustan las comidas poco elaboradas”, “mi paladar no se equivoca jamás, esta comida tiene mucha sal agregada”.

Y también lo usamos con frecuencia para dar cuenta de la sensibilidad para discernir o valorar una cosa.
“Mi hijo tiene un paladar excelente para la música”.

 
 
 
Temas en Paladar
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45068 fans
  • Twitter
    2220
  • Google
    303
  •