Definición ABC » Salud » Obsesión

+

Definición de Obsesión



obsesión
La obsesión es un padecimiento típicamente humano y que se caracteriza porque la mente se centra en algo o en alguien, quienes terminan por dominarla y dominar todos los pensamientos que pasan por ella. Cuando hay algo o alguien que obsesiona nuestra mente no se piensa en otra cosa o es realmente muy difícil que se lo haga ya que esa obsesión domina y maneja todo lo que pasa por nuestra cabeza, incluso, si se piensa en algo diferente, tarde o temprano, la mente lo vinculará al objeto de obsesión.

Obviamente, la obsesión no es para nada algo bueno ni positivo para la vida de nadie, porque claro, el tema o la persona que nos obsesiona se llevarán toda nuestra atención y esto nos paralizará en la acción y en el desarrollo normal de nuestra vida. Jamás una obsesión traerá consigo algo bueno para quien la padece sino muy por el contrario, lo condicionará, lo limitará, entre otras consecuencias negativas.

En tanto, la psicología, por ser la disciplina que por excelencia se ocupa de todo cuanto le acontece a nuestra mente es quien más se ha ocupado y se ocupa de ella, de estudiar sus causas, su tratamiento y las múltiples formas que puede adoptar.

Dentro de la psicología, entonces, la obsesión aparece como una de las enfermedades más típicas y comunes que puede sufrir el individuo, sin necesitar la presencia de la misma internación y siendo mucho más frecuente que otras complicaciones psicológicas.
Podría describirse a la obsesión como la presencia recurrente de pensamientos de tipo negativo que generan diferentes niveles de ansiedad y angustia en la persona. Por lo general, la obsesión hace que una persona dedique gran parte de su tiempo a ese tipo de pensamientos y termine (en casos extremos) mostrando conductas socialmente peligrosas para sí mismo y para otros.

Cabe destacarse que la obsesión tiene variadas maneras de manifestación y aunque normalmente se manifiesta en contra del pensamiento consciente del individuo a éste le costará muchísimo resistirse a ella, siendo ella la que termina triunfando a pesar del esfuerzo que haga la persona por liberarse de ella.

El término obsesión proviene del latín y significa asedio. Esta es justamente la sensación que provoca la obsesión en las personas que la padecen: asedio y persecución que se desencadenan ante la presencia irrefrenable de pensamientos y sensaciones obsesivas hacia determinada persona, situación o elemento. La obsesión como una complicación psicológica puede hacerse presente de diversas maneras y mientras que en muchos casos gran parte de la población sufre de algún tipo de obsesión momentánea o pasajera, que podríamos calificar como inofensivas, cuando esta pasa a ocupar un importante segmento de tiempo en la vida de ese individuo estamos en presencia de un problema psicológico de mayor gravedad y que puede desembocar en un triste final.

La obsesión puede volverse un peligro para la persona que sufre estos pensamientos como para otras personas. Esto se hace claramente visible cuando una persona se aísla de la sociedad y de sus contactos por diferentes tipos de obsesiones, como también cuando transforma a terceros en posibles amenazas y busca entonces eliminarlos. Las obsesiones pueden tener que ver con angustias de tipo sexual, laboral, profesional, emocional, económicas y muchas otras, siendo estas en realidad una pantalla para el tipo de personalidad obsesiva que una persona puede desarrollar.

El trastorno obsesivo-compulsivo (también conocido como TOC) es aquel que lleva a la persona sentir la necesidad de actuar de determinadas formas creyendo que de ese modo evitará algún tipo de peligro. Por lo general, el TOC evoluciona hacia formas muy complejas y profundas de incomodidad y angustia si no es tratado a tiempo.

Como ya hemos indicado, existen diversos tipos de obsesiones, por el peso corporal, por la limpieza, por alguien, por el orden, entre las más comunes y corrientes.

Respecto de las causas que desembocan en obsesiones también podemos decir que hay una variedad de factores que inciden en el desarrollo de una obsesión, algún deseo insatisfecho, incumplido, algún desengaño amoroso, especialmente cuando la obsesión está dirigida a una persona.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Obsesión