Definición ABC » Salud » Obesidad infantil

+

Definición de Obesidad infantil

La obesidad es una enfermedad crónica que puede ser causada por una multiplicidad de factores y que se caracteriza especialmente por la acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo humano.

Enfermedad que consiste en la acumulación de grasa en el cuerpo y afecta a la población infantil

Se trata de una de las enfermedades más extendidas en la actualidad en el mundo entero, podríamos sin temor a exagerar ponerle el mote de flagelo como consecuencia de la cantidad de vidas que se lleva año a año, a causa de las complicaciones que normalmente derivan de su padecimiento, enfermedades cardiovasculares, diabetes, entre otras.

En tanto, la obesidad infantil consiste en la acumulación excesiva de grasa corporal, en el tejido adiposo, en la población infantil, la cual puede percibirse por el aumento del peso corporal cuando el mismo supera el 20 % del peso ideal, según la edad, la talla y el sexo del niño en cuestión.

¿Cómo calcular el peso que debe tener un niño?

Para poder conocer cuál es el peso ideal que debería observar un niño que se encuentra entre los 2 y 5 años de edad, se debe multiplicar la edad en años por dos más ocho. Por ejemplo, si la niña tiene 4 años debes hacer el siguiente cálculo: 4x2+8= 16 kg., ; 16 kg. Es lo que debería pesar esa niña, si supera esa media estamos ante un caso de sobrepeso.

Un flagelo que crece día a día y se lleva vidas humanas a su paso

En las últimas décadas, ha sido una realidad contante y sonante el aumento de los índices de obesidad en el mundo entero como ya indicamos; adultos y niños padecen de la misma manera las consecuencias de esta afección, la cual, de no ser debidamente tratada y controlada puede acarrear severos trastornos para la calidad de vida.

En el preciso caso de la obesidad infantil, el tratamiento no resulta ser una tarea fácil sino muy por el contrario, ya que el mismo supone tanto para el niño como para su entorno inmediato, es decir, los padres, un rotundo cambio en los hábitos de vida, en lo que concierne a lo físico, y por supuesto en lo alimentario. Y el problema se acrecienta cuanto más grande es el niño ya que es más complejo torcer sus costumbres.

Tratamiento: dieta + actividad física + contención familiar - sedentarismo

El método más usado para combatir la obesidad infantil se basa en la combinación de una dieta limitada, acompañamiento de actividad física, y lo más importante, que es un constante refuerzo en lo anímico, un apoyo y contención constante por parte de los adultos que rodean al niño en cuestión, a partir del apoyo incondicional, por ejemplo, compartiendo las mismas comidas y enviando mensajes positivos en los momentos más angustiantes y que reporten mayor ansiedad durante el proceso.

La actividad física deberá sí o sí aplicarse en paralelo a la dieta y lo ideal será buscar una actividad que sea atractiva para el niño en cuestión y empezarla de a poco para evitar grandes esfuerzos que generen rechazos.

Por ejemplo si al niño le gusta muchísimo el fútbol hay que incentivarlo para que lo practique, si en el colegio no lo hace, o por lo pronto no es suficiente, se recomienda anotarlo en algún club donde se pueda jugar este deporte, lo ideal es que la actividad sea constante en el tiempo para generar el hábito en el niño y también para que haga efecto en materia de baja del peso excesivo.

Si solamente se practica durante algún tiempo no será efectivo, además es importante que el niño internalice la actividad, que se comprometa con su práctica porque ello generará que no quiera faltar o dejar de hacerla.

Por otra parte, es un buen espacio para hacerse de amigos, para tirar lazos de amistad nuevos, porque debemos mencionar que normalmente los niños obesos suelen sufrir discriminación por parte de sus pares y entonces ello los vuelve niños más retraídos a los que les cuesta mucho socializar.

Y ya sabemos lo que ocurre cuando nos discriminan sistemáticamente, puede surgir un estado de depresión crónico que lleve al niño a desarrollar acciones extremas que lo lastimen.

Al mismo tiempo, se recomienda la reducción de aquellas actividades que implican sedentarismo, tal es caso del contacto con la computadora y la televisión por muchas horas.

Es una realidad de estos tiempos que los niños pasan horas y horas con las nuevas tecnologías, computadoras con internet, tablets y celulares inteligentes, entre otros dispositivos, que claro, le restan tiempo a otras actividades intelectuales y ni hablar de aquellas que implican movimientos.

Los padres deben estar atentos a estas cuestiones y tratar de animar a los niños para que puedan equilibrar estas preferencias y más si hay casos de obesidad.

 
 
 
Temas en Obesidad infantil
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48577 fans
  • Twitter
    2273
  • Google
    362
  •