Definición ABC » Salud » Neumonía

+

Definición de Neumonía



NeumoniaLa Neumonía es una enfermedad infecciosa que afecta al pulmón, pudiendo presentarse en uno o en ambos de forma simultánea. En ocasiones también es llamada Pulmonia, aunque el término correcto es Neumonía.

Los gérmenes alcanzan el pulmón por vía respiratoria al ser inhalados o bien a partir de la faringe por un mecanismo de reflujo en pacientes ancianos, encamados o inconscientes. La vía aérea cuenta con varios mecanismos de defensa que protegen a los pulmones, a nivel nasal la forma de los cornetes y los vellos nasales proporcionan una primera barrera de tipo filtro, la tráquea y los bronquios están revestidos por células que tienen vellosidades que hacen un movimiento de barrido hacia arriba para eliminar secreciones y gérmenes, el árbol bronquial a su vez está dotado de un importante reflejo como lo es la tos que expulsa rápidamente cualquier cuerpo extraño de la vía aérea, a nivel nasal su equivalente es el estornudo. Además de esto en el tracto respiratorio están presentes células especializadas del sistema inmunológico que son capaces de literalmente “tragarse” a los microorganismos en un proceso conocido como fagocitosis.

Cuando estas barreras son vulneradas por algún germen, o bien el sistema de defensas se encuentra debilitado, es posible que éstos alcancen los alveolos del pulmón que son pequeños espacios de aire y los colonicen dando así origen a la neumonía.

Las principales manifestaciones de esta enfermedad son la tos, fiebre, malestar general y dificultad respiratoria, esta última se reconoce por el hecho de que el paciente esta fatigado, no puede hablar y hace un gran número de respiraciones por minuto. Los síntomas varían según el tipo de agente causal, las neumonías más frecuentes son las de origen viral en donde predominan el malestar general, fiebre no muy alta y tos que suele ser seca, los principales virus productores de neumonía son el Virus de la Influenza y los Adenovirus.

Las neumonías bacterianas son más complicadas y además de estas molestias es característico que la tos se acompañe por secreción abundante de color verde o amarillo, fiebre alta con escalofríos y sudoración. Las bacterias que con mayor frecuencia producen neumonía son Streptococcus pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae y Haemophilus influenzae, en personas diabéticas o debilitadas pueden encontrase otros gérmenes como Legionella y Pseudomona aeruginosa.

En el caso de personas que se encuentran hospitalizadas por otras razones es posible que la vía aérea sea colonizada por bacterias propias del ambiente hospitalario produciéndose lo que se conoce como una neumonía intrahospitalaria, la importancia de este hecho radica en que estas infecciones ocurren por bacterias muy agresivas y que son resistentes a múltiples antibióticos, estos casos tienen protocolos de tratamiento distintos a las neumonias que se adquieren en la comunidad.

La tos con sangre, conocida como hemoptisis, es un síntoma poco frecuente y se asocia a infecciones respiratorias causadas por el germen productor de la tuberculosis. Por muchos años disminuyó notablemente la tuberculosis a nivel mundial, hoy en día ha aumentado el número de casos debido al incremento de pacientes inmunosuprimidos como ocurre en los infectados por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El diagnóstico de esta infección se realiza al examinar al paciente, la auscultación de los pulmones resulta muy característica, los estudios de sangre ayudan a corroborar que se trata de un problema infeccioso y permiten identificar si el agente causal es un virus o una bacteria, la radiografía de tórax confirma el diagnóstico y permite identificar el grado de afección así como si hay compromiso de los bronquios, el patrón de las imágenes obtenidas permite también identificar el posible agente causal. El estudio radiológico permite además identificar una de las principales complicaciones de la neumonía como lo es el derrame pleural, que tendrá un manejo distinto.

La neumonía es una enfermedad seria que amerita tratamiento y vigilancia, en los niños pequeños, ancianos y personas debilitadas constituye una importante causa de muerte. Muchos pacientes ancianos que sufren una fractura del fémur por una caída y que no recuperan la marcha suelen morir a consecuencia de una neumonía.

El tratamiento de esta afección dependerá del agente causal, las infecciones por virus no requieren del uso de antibióticos y el tratamiento consiste en aliviar los síntomas y evitar complicaciones. Las neumonías bacterianas ameritan antibióticos que dependerán del agente causal, dada la gravedad de esta condición el tratamiento de las neumonías debe llevarse a cabo con el paciente hospitalizado.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Neumonía