Definición ABC » Salud » Músculo

+

Definición de Músculo



musculoSe conoce como músculo al órgano contráctil que se puede encontrar y forma parte de la estructura del cuerpo de cualquier ser humano o animal. El cuerpo humano ostenta aproximadamente 650 músculos, los cuales se encuentran conformados por tejido muscular, es decir, están envueltos por una membrana de tejido conjuntivo conocida como fascia.

Los músculos son los órganos de mayor adaptabilidad con los que cuenta el hombre, es decir, su contenido y forma se modifican más que cualquier otro. Por ejemplo, de una atrofia severa de uno de estos se puede volver tranquilamente y gracias al entrenamiento físico.

Según su naturaleza u origen, nos encontramos con tres tipos de músculos, el estriado o esquelético que conforman el 40 % del cuerpo humano, el liso o visceral y el cardíaco, siendo estos dos últimos los que menor proporción ocupan en el cuerpo, alrededor de un 10 %.

Los músculos estriados componen la musculatura esquelética del cuerpo y están controlados por la voluntad. Su contracción resulta ser mucho más veloz que la de los lisos, por ejemplo y por ende sufren mucho más rápido que estos los efectos de la fatiga. La unidad contráctil de estos se denomina sarcómero y está compuesta por diferentes bandas y líneas.

Por su lado, los músculos lisos, que ostentan esta denominación porque sus fibras no poseen estrías a diferencia de los antecesores, son los que forman las paredes de las vísceras y no se encuentran bajo el dominio y control de la voluntad. La contracción en este tipo de músculo es mucho más duradera y su función es muy importante, ya que la mayoría de estos se ubican en el tracto gastrointestinal.

Y el músculo cardíaco, como su denominación ya nos permite vislumbrar, se encuentra presente solo en el corazón, siendo su naturaleza estriada y modificada y de control involuntario. Su contracción la regulará el Sistema Nervioso Autónomo.

Entre las principales funciones de los músculos nos encontramos con las siguientes: proporcionar estabilidad articular, brindar protección, ayuda a la hora de la mantención de la postura, producción de movimiento, generación de energía mecánica por la transformación de la energía química, informarnos acerca del estado fisiológico de nuestro cuerpo, por ejemplo, a instancias de un cólico renal serán importantísimos los dolores que padecerá el músculo liso asociado a esta función, le da al cuerpo el sentido de la postura y su posición en el espacio gracias a las terminaciones nerviosas que tiene el tejido muscular, aporta calor y son estimulantes de los vasos sanguíneos y linfáticos.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"