Definición ABC » Salud » Luxación

+

Definición de Luxación



El término luxación se utiliza para designar a un tipo de lesión particular que sucede a nivel óseo entre dos o más huesos. Esta lesión es un intermedio entre las lesiones musculares y las lesiones de un mismo hueso, como las fracturas. No es considerada de gravedad pero sí requiere un tiempo prudencial de recuperación ya que la zona afectada debe ser inmovilizada para que el daño no sea superior. En muchos casos, una vez que la articulación herida recupera su condición normal, se deben agregar varias sesiones de kinesiología para acompañar la recuperación de la movilidad normal en la zona.

Para comprender mejor la idea de luxación, debemos señalar que una articulación es una unión de dos huesos diferentes. Así, las articulaciones son las de los hombros, rodillas, tobillos y codos. Las luxaciones se dan entre alguno de esos pares de huesos cuando, por algún movimiento erróneo o incorrecto, los mismos se separan o se dislocan de su lugar habitual. Por lo general las lesiones que causan luxación son en su mayoría traumáticas, es decir, golpes o impactos muy fuertes que repercuten sobre los huesos, por lo cual son más profundas que otras lesiones superficiales. En algunos casos, la lesión o el trauma pueden causar luxaciones muy graves si el hueso es expuesto al exterior, lo cual requiere mayor tiempo de sanación. En otros casos, el golpe también puede generar algún tipo de daño sobre el tejido que recubre a los huesos, es decir a los ligamentos y a los nervios, situación que requiere no sólo de un tiempo de inmovilidad sino también posterior kinesiología.

La luxación presenta complicaciones de variado tipo si se tiene en cuenta que las mismas ocurren en zonas del cuerpo que son siempre necesarias en términos de movilidad. La principal incomodidad es el dolor, que suele ser agudo y profundo. Además, sobreviene luego la inmovilidad o la incapacidad para movilizarse correctamente debido al período de cuidado en el cual la zona debe mantenerse quieta y sin mayores movimientos. Por otro lado, la luxación también puede generar deformación en la zona y una posterior debilidad si la articulación se recupera (es decir, tendencia a sufrir mismas lesiones en la misma zona). Por último, cuando el golpe es muy violento y fuerte, también se pueden generar grandes hematomas debido a la rotura de vasos sanguíneos al atravesar los huesos los diferentes tejidos que los rodean.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Luxación