Definición ABC » Salud » Llaga

+

Definición de Llaga



Tanto la piel como diferentes partes internas del organismo pueden sufrir diversos tipos de lasceraciones y lastimaduras que generan irritación, inflamación y dolor. En este sentido, la llaga es una de ellas, simple pero al mismo tiempo muy dolorosa y molesta. En la medicina la llaga es considerada una úlcera, es decir, un tipo de lastimadura especial que arde y genera dolor no sólo en la zona específica donde surge si no también en la zona que la rodea de manera inmediata.

Las llagas son heridas que surgen en la piel a partir de diferentes elementos. A diferencia de un corte o de un raspón, una llaga tiene la forma de un cráter, es decir, un hueco que se forma en la piel o en el tejido específico y que supone que parte del tejido que componía a esa zona antes de la lastimadura ha desaparecido momentáneamente. Cuando hablamos de llagas específicamente estamos haciendo referencia a este tipo de lastimaduras que se encuentran en la zona de la boca, tanto en los labios como en la parte interna de las mejillas o incluso las encías. Si la lastimadura que tiene estas características se ubica en otra parte del cuerpo suele ser denominada úlcera.

Las llagas pueden deberse a elementos de diverso tipo, tanto externos como internos. Las llagas que surgen en la boca son comúnmente causadas por procesos digestivos alterados, es decir, por el consumo de alimentos que provocan que el proceso digestivo se trastorne. Usualmente, las llagas bucales tienen un período de duración acotado, no más de un par de semanas, pero por lo general suelen provocar mucho dolor y molestia ya que suponen irritación, ardor y dolor en toda la zona cercana a la lastimadura específica. Tanto el uso de productos medicinales como la aplicación de calmantes naturales pueden ayudar a descomprimir la inflamación.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"