Definición ABC » Salud » Inanición

+

Definición de Inanición

La inanición es un estado de extrema debilidad y desnutrición que puede afectar al organismo humano como consecuencia de la ausencia de ingesta de alimentos por un prolongado período.

Estado que se caracteriza por desnutrición y debilidad a causa de no comer alimentos por un tiempo prolongado

Mientras tanto, este estado se caracteriza por una abrumadora pérdida de peso, disminución en la tasa metabólica y debilidad extrema, es decir, la persona que lo padece, prácticamente, no puede desplegar ninguna actividad.

Serias consecuencias a la salud

Como sabemos los alimentos y el agua son “el combustible” que nuestro cuerpo necesita sí o sí, de manera esencial para funcionar correctamente, por caso, la ausencia de los mismos no producirá más que complicaciones severas para la salud de quien sufre esta situación.
No comer, o no hacerlo de manera adecuada, siempre, es el desencadenante de un estado de salud problemático.

Causas desencadenantes

Entre las causas más comunes que pueden desembocar en este mencionado estado de inanición se destacan: la bulimia, la anorexia, la vigorexia, la ortorexia y la hambruna.
Es decir, no solamente una persona pobre, de bajísimos recursos que no dispone de dinero para poder alimentarse conforme puede padecer este problema grave, sino que también pueden padecerlo personas que no sufren de problemas económicos pero sí padecen enfermedades alimenticias como la bulimia y la anorexia.

La anorexia es un típico trastorno de la alimentación que se caracteriza por la falta normal del apetito y que puede responder a causas fisiológicas, como ser la gastroenteritis o por causas psicológicas, normalmente dentro de un cuadro de depresión y afectando preferentemente a mujeres y adolescentes.

El deseo por estar flaca, cumpliendo así con los estándares de perfección que generalmente los medios de comunicación y la sociedad proponen suelen promover este tipo de trastorno en las mujeres. En casos extremos, puede resultar muy grave y desembocar en la mencionada inanición, es decir, la persona que la sufre decide directamente dejar de alimentarse porque se ve gorda y cree que si come su peso aumentará y aumentará.

Por su lado, la bulimia, también resulta ser un trastorno alimentario y psicológico muy común entre las mujeres y respondiendo a las mismas causas que indicáramos en la anorexia. Se caracteriza por el consumo excesivo de alimento en un período corto de tiempo, para alcanzar la sensación de satisfacción, aunque, más tarde, la culpa aquejará y la persona a través de laxantes y vómitos intentará expulsar ese exceso de comida ingerida.
Asimismo, los casos más severos pueden dar paso a la inanición.

Mientras tanto, la ortorexia, consiste en la obsesión por consumir alimentos saludables en detrimento de otros por considerar que atentan contra hábitos saludables.

Está muy bien cuidarse y alimentarse a través de alimentos que sean sanos, libres de grasas malas, tal es el caso de las frutas y verduras, de los frutos secos, por nombrar a los más corrientes, sin embargo, algunas personas se vuelven fanáticas de esta postura y entonces terminan dejando de lado otros alimentos que sí son necesarios para contar con una buena y equilibrada salud.
O sea, se dejan de ingerir ciertos nutrientes y no se los reemplaza con otras opciones y entonces ello no hace más que deteriorar la salud.

Se podrán ingerir alimentos saludables pero al dejar de lado algunos elementos nutricionales y no reemplazarlos, de todas maneras, se estará comiendo mal y ello provocará problemas en la salud.

También la hambruna es una causa directa de inanición, los individuos que viven en una zona geográfica que no posee suficiente cantidad de alimentos y recursos para producirlos, normalmente, sufren de hambre y desnutrición y la inanición resulta una consecuencia casi segura de estos estados de situación.

Y la vigorexia es un trastorno alimentario similar a la anorexia, pero propio de los hombres que perciben una visión distorsionada de su cuerpo que los lleva a mal alimentarse y obsesionarse con lograr un físico perfecto.

Este perfil de hombres se caracteriza por pasarse largas horas en los gimnasios trabajando sus cuerpos y generando músculos, y en algunos casos esto se combina con la utilización de algunos suplementos especiales que tienden a aumentar y mantener esa musculatura lograda, tal es el caso de los famosos anabólicos.

A propósito, debemos decir que los médicos no los recomiendan para nada, aún más, señalan que a largo plazo suelen producir severos problemas para la salud de quienes los toman.

 
 
 
Temas en Inanición
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48577 fans
  • Twitter
    2273
  • Google
    362
  •