Definición ABC » Salud » Imagen Corporal

+

Definición de Imagen Corporal

La imagen es la representación figurativa de algo o de alguien que se efectúa tras ser captada la realidad en cuestión vía los sentidos.
Es el sentido de la vista, o visión, el que utilizamos en este sentido.
Con los ojos, los órganos más importantes de este sentido, vemos las cosas que nos rodean, las cuales pueden permanecer en nuestros ojos y almacenadas en nuestro cerebro, o bien puede luego plasmárselas en algún soporte como pueden ser un lienzo o un papel, por nombrar algunos de los más corrientes.

Y por su parte, el concepto de corporal que constituye la otra pata del concepto que nos ocupa se denominará a aquello perteneciente o propio del cuerpo, a aquellas partes que son posibles de ser vistas a través de nuestro sentido de la vista.

Modo en que una persona percibe su propio cuerpo

En tanto, la imagen corporal supone tanto el conocimiento como la representación simbólica del propio cuerpo, es decir, la imagen corporal es la manera en la cual nos vemos y nos imaginamos a nosotros mismos, la representación que cada cual se hace y tiene en mente de su propio cuerpo, cómo es el mismo, si es lindo, si es feo, si es gordo, flaco, entre otras características físicas.

El cuerpo me puede gustar o no. Problemáticas cuando no se está conforme con el propio cuerpo

Ahora bien, con esta imagen que nos conformamos cada uno sobre nuestro cuerpo podremos estar conformes o disconformes. En el primer caso no habrá que discutir ni que hacer, estamos felices con quienes somos corporalmente, mientras tanto, si ocurre la segunda opción, no nos gusta cómo nos vemos, entonces, ahí sí habrá problemas ya que puede suceder que la persona sufra de algún tipo de complejo por ello y que eso desencadene estados de ánimo en donde predomina la baja autoestima y pueden desembocar en depresión.
En este último caso se requerirá de la consulta con un especialista para que pueda asistir a la persona que padece esta problemática.

En tanto, esta imagen se encuentra compuesta de diferentes elementos: un elemento perceptivo (precisión con la cual se percibe cuestiones como el tamaño, el peso y las formas), un elemento cognitivo afectivo (los sentimientos, pensamientos y actitudes que nos despierta el pensar el propio cuerpo) y un elemento conductual (las conductas que desembocan los dos elementos anteriores, como ser la decisión de evitar la exhibición del propio cuerpo), los cuales se interrelacionan entre sí y será creada a partir del registro visual que se tenga del propio cuerpo, ubicado el mismo dentro de un contexto y una cultura determinadas que la definirán.

La imagen corporal, entonces, que se forma uno puede ser negativa o positiva; será positiva cuando el individuo disponga de un esquema corporal correctamente integrado, o sea, lo percibe bien, está conforme y cómodo con la apariencia que ostenta, en cambio, tal imagen será negativa cuando la persona no se sienta ni cómoda ni conforme con la imagen de su propio cuerpo.

Cabe destacar que ni en la imagen positiva ni en la negativa es necesaria alguna condición que marque la satisfacción o insatisfacción, según corresponda, sino que en realidad ello dependerá exclusivamente de cómo la persona se siente y percibe, es decir, no entran aquí en juego los ideales propuestos.

Cuando una persona no se siente conforme con alguna parte de su cuerpo es muy común que recurra a la cirugía plástica para mejorarla.
La medicina estética está realmente avanzada y hoy es posible practicarse cualquier tipo de modificación corporal.
Desde operaciones de senos hasta implantes peneanos para los hombres.
Pero ojo, es importante en cualquier caso consultar al médico, a un buen profesional, que obviamente privilegie ambas cuestiones: la estética y la salud del paciente.

Trastornos típicos que genera una imagen corporal negativa

Entre los trastornos más comunes que genera una imagen corporal negativa se cuentan diversas afecciones tales como: la anorexia nerviosa (pérdida de peso que es provocada por el mismo enfermo a través de la negativa a consumir alimentos), la bulimia nerviosa (el individuo consume alimento en exceso en períodos cortos y luego busca eliminar el exceso a través de purga o vómitos), el trastorno dismórfico corporal (preocupación excesiva como consecuencia de un defecto que se ostenta) y la vigorexia (se da especialmente en hombres e implica la obsesión por lograr musculatura, ya sea a través del ejercicio físico o el consumo de anabólicos).

Normalmente, la mayoría de estos trastornos se producen en el marco de una baja autoestima y como ya señalamos suelen demandar para su curación una terapia psicológica con un profesional y también puede demandar de medicación, y en algunos casos extremos de la internación del paciente para poder mantenerlo controlado.

 
 
 
Temas en Imagen Corporal
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48665 fans
  • Twitter
    2255
  • Google
    348
  •