Definición ABC » Salud » Gripe A

+

Definición de Gripe A

Gripe A es el término común y popular con el cual se designa al virus conocido científicamente como Virus H1N1 o Influenza virus A.

Tipo de gripe que procede de los cerdos y que provoca un cuadro gripal más severo que la influenza común

También conocida como Gripe Porcina, este virus proviene de los cerdos y entró en el organismo humano a partir del contacto con animales infectados.

Formas de transmisión y síntomas

Entre personas se puede transmitir a través de aquellas pequeñas gotitas que el enfermo le transmite a una persona sana al toser, al estornudar, hablar, compartir utensilios como vasos y cubiertos, mediante alimentos, o besando a un enfermo, entre las principales.

Se lo considera una afección estacional ya que se presenta recurrentemente cuando comienza el tiempo frío, otoño e invierno, siendo los grupos de riesgo, es decir, aquellos que deben cuidarse más de contraerla, y por caso vacunarse, los niños hasta los dos años, los adultos mayores de 65 años, y los pacientes que presenten una patología crónica.

Los principales síntomas son más fuertes que los de la gripe común: fiebre altísima, dolor de garganta, de cabeza, en las articulaciones, tos seca, dificultad para respirar y escurrimiento nasal.

Pandemia en 2009. Puede ser mortal

La Gripe A alcanzó un pico de máxima difusión en el año 2009 y comenzó progresivamente a expandirse por todo el planeta, por lo cual la Organización Mundial de la Salud aceptó designarla como pandemia, estadio superior y de mayor gravedad que el de una epidemia.

Afortunadamente en el actualidad, la Gripe A se encuentra bajo control pero no se niega posibles rebrotes en el futuro, ni tampoco hay que retirarle por ello consideración, dado que sigue siendo un tipo de influenza grave, que de no tratarse a tiempo y con la seriedad del caso puede desencadenar complicaciones en el paciente, incluso llevarlo a la muerte, especialmente los grupos de riesgo que no reciban atención médica al momento.

Una de las características más importantes de la Gripe A, elemento que la diferenció quizás de la gripe o influenza común, fue el alto número de muertes que provocó y la rapidez con que las mismas acaecieron una vez infectada la persona.

Mientras que la gripe normal puede ser mucho menos agresiva, la Gripe A, actuó de manera fulminante en muchos casos. Tal como se dijo, la misma alcanzó el nivel de pandemia en el año 2009 al no haber país del planeta que no contara con casos gravísimos y hasta mortales de este virus. La mayor parte de los países debieron además oficializar números de bajas y muertes causadas por esta enfermedad.

Se considera que la Gripe A se originó en algunas regiones rurales de México desde donde pasó inmediatamente a Estados Unidos. Una de las causas de su rápida expansión fue, además de la resistencia del virus en sí, la demora que mostraron las autoridades en tomar medidas preventivas, siendo en muchos casos la mayoría de las medidas eventualmente tomadas inútiles.

Del mismo modo que había sucedido años antes con el desarrollo de la gripe aviar (que no llegó sin embargo al nivel de pandemia), la Gripe A puede ser entendida como un caso de alteración antigénico del virus común de Influenza A, situación que por lo general tiende a generar virus más fuertes y agresivos que toman lugar cada diez o quince años.

En la actualidad la Gripe A ha bajado su nivel de peligrosidad, como ya señalamos, debido al desarrollo de una vacuna adecuada así como también al establecimiento de pautas básicas de higiene y salubridad tomadas por todos los países que asisten a la OMS.

La principal arma de combate contra ella es la prevención y la higiene

Sin lugar a dudas la higiene y las medidas de prevención, son las armas primordiales y básicas con las que contamos las personas a la hora de defendernos de los virus, pero claro, es importante conocerlas y de ello deben encargarse los profesionales de la salud y el estado, a través de la implementación de campañas de concientización, justamente protagonizadas por médicos especialistas que les recomienden a la población cómo actuar ante el virus y también como prevenirlo.

Dos medidas muy efectivas es lavarse las manos varias veces al día y airear los ambientes.

Los medicamentos que alivianan los síntomas por supuesto son efectivos en la mayoría de los casos, sin embargo, no hay nada mejor para evitar la gripe A o cualquier otro tipo de la misma, que conocer a ciencia cierta cuales son las medidas y precauciones a tomar para mantenerla lejos.

Por supuesto, y antes de tomar cualquier medicamento por cuenta propia se debe hacer una consulta al médico si se presenta algunos de los síntomas mencionados.

 
 
 
Temas en Gripe A
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48660 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •