Definición ABC » Salud » Gripe A

+

Definición de Gripe A



Gripe A es el término común mediante el cual se designa al virus conocido científicamente como Virus H1N1 o Influenzavirus A. También conocida como Gripe Porcina, este virus proviene de los cerdos y entra en el organismo humano a partir del contacto con animales infectados. La Gripe A alcanzó un pico de máxima difusión en el año 2009 y comenzó progresivamente a expandirse por todo el planeta, por lo cual la Organización Mundial de la Salud aceptó designarla como pandemia, estadío superior y de mayor gravedad que el de una epidemia. La Gripe A se encuentra hoy en día bajo control pero no se niega posibles rebrotes en el futuro.

Una de las características más importantes de la Gripe A, elemento que la diferenció quizás de la gripe o influenza común, fue el alto número de muertes que provocó y la rapidez con que las mismas acaecieron una vez infectada la persona. Mientras que la gripe normal puede ser mucho menos agresiva, la Gripe A actuó de manera fulminante en muchos casos. Tal como se dijo, la misma alcanzó el nivel de pandemia en el año 2009 al no haber país del planeta que no contara con casos de este virus. La mayor parte de los países debieron además oficializar números de bajas y muertes causadas por esta enfermedad.

Se considera que la Gripe A se originó en algunas regiones rurales de México desde donde pasó inmediatamente a Estados Unidos. Una de las causas de su rápida expansión fue, además de la resistencia del virus en sí, la demora que mostraron las autoridades en tomar medidas preventivas, siendo en muchos casos la mayoría de las medidas eventualmente tomadas inútiles. Del mismo modo que había sucedido años antes con el desarrollo de la gripe aviar (que no llegó sin embargo al nivel de pandemia), la Gripe A puede ser entendida como un caso de alteración antigénico del virus común de Influenza A, situación que por lo general tiende a generar virus más fuertes y agresivos que toman lugar cada diez o quince años.

En la actualidad la Gripe A ha bajado su nivel de peligrosidad debido al desarrollo de una vacuna adecuada así como también al establecimiento de pautas básicas de higiene y salubridad tomadas por todos los países que asisten a la OMS.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"