Definición ABC » Salud » Glucemia

+

Definición de Glucemia



La glucemia es un valor científico por el cual se puede medir o calcular la presencia de azúcar en la sangre de una persona o animal. Si entendemos que el azúcar es en gran medida uno de los alimentos más importantes para sobrevivir, presentar condiciones de hipoglucemia significará que el nivel promedio de azúcar es muy bajo mientras que la hiperglucemia supondrá exceso de azúcar en la sangre de acuerdo al tipo de alimentación que uno lleve. El término glucemia o glicemia como también suele llamársele es un término que proviene del griego, idioma en el cual el prefijo glykys significa azúcar, hema significa sangre y el sufijo ia significa cualidad. Por lo tanto, la glucemia será la cualidad de azúcar que tiene la sangre.

La glucemia es uno de los valores médicos más importantes a medir cuando se realiza un análisis de sangre ya que en relación con ella se encuentran muchas enfermedades como la diabetes, la hipertensión o el riesgo cardíaco. Así, se ha establecido oficialmente que los parámetros normales de glucemia o de azúcar en sangre deben ser entre 70mg/dL y 100 mg/dL. Si entendemos que el organismo regular normalmente las cantidades de azúcar en sangre a partir del proceso orgánico conocido como homeóstasis, cuando encontremos valores que superen los datos mencionados podremos darnos cuenta de que el organismo está recibiendo por medio de la alimentación mayores cantidades de azúcar de las que puede procesar, incrementando así el riesgo de las enfermedades mencionadas. Por el contrario, la escasa ingesta de glucosa a través de los elementos naturales en los que se encuentra, también puede traer complicaciones ya que la hipoglucemia puede llevar a situaciones como falta excesiva de energía, e incluso la pérdida del conocimiento.

Para controlar los valores de glucemia en sangre hay varias posibilidades. Una de las más simples y fáciles de llevar adelante, siempre y cuando los valores estén apenas por arriba o por debajo de los parámetros normales, es cambiar la alimentación y controlar la ingesta de azúcar, especialmente de aquella que proviene de alimentos industriales y no naturales. Cuando los parámetros de glucemia son muy bajos o muy altos, la persona debe recurrir al uso de medicamentos entre los cuales la insulina es uno de los principales.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"