Definición ABC » Salud » Fiebre

+

Definición de Fiebre

Fiebre La Fiebre es una de las molestias más frecuentes, en especial durante la infancia o en personas con alteración del sistema de defensas. Corresponde a la elevación de la temperatura corporal por encima de los 37,5 °C pudiendo alcanzar los 42 °C.

Por lo general el aumento de temperatura corporal se acompaña de otras molestias como escalofríos, sudoración, dolor de cabeza, dolor en los músculos y articulaciones, decaimiento y pérdida del apetito.

Efectos positivos y negativos de la fiebre

La fiebre es un mecanismo de defensa del organismo, el aumento de temperatura lleva a que aumente el flujo sanguíneo hacia las zonas en donde se están produciendo los eventos anormales con la finalidad de que las células de defensas, así como los mediadores del sistema inmunológico conocidos como interleuquinas, puedan llegar para dar inicio al proceso de defensa del organismo contra los agresores.

Si bien la fiebre tiene una importante razón de ser, también es capaz de producir una serie de efectos adversos como es el caso de los síntomas asociados como dolores musculares, articulares y de cabeza, la perdida de líquidos por el sudor que puede llevar a la deshidratación, el aumento del gasto cardiaco (cantidad de sangre que debe impulsar el corazón) y del requerimiento de oxigeno lo que puede llevar a que se descompensen personas con enfermedades pulmonares y/o cardíacas. Una de las complicaciones más temidas es la presencia de fiebre alta en los niños pequeños son las convulsiones febriles.

Agentes capaces de producir fiebre

Existen muchos agentes que son capaces de producir fiebre, estos se conocen como pirógenos. Los principales son los microrganismos infecciosos como los virus, bacterias, hongos y parásitos, también es posible que la fiebre se origine por una reacción del sistema inmune, la lesión de los tejidos posterior a traumatismos o infartos, la presencia de tumores, el uso de medicamentos o alteraciones hormonales como las que ocurren en el hipertiroidismo.

Fiebre

La fiebre puede ser de varios tipos

La fiebre puede presentarse siguiendo distintos tipos de patrones, hecho hace que sea más fácil reconocer su causa probable.

Un tipo común de fiebre es la que se presenta tras un periodo de escalofríos, la temperatura asciende a un máximo para descender produciendo gran sudoración, este patrón se mantiene varios días, por lo general este tipo de fiebre se observa en las infecciones por bacterias.

Es posible que la fiebre se presente y se mantenga de forma constante sin variaciones, esto es común en enfermedades como la neumonía.

También puede ocurrir que la fiebre se presente por algunos días, desaparezca para volver a aparecer tras pocos días, este patrón se conoce como fiebre en silla de montar y es muy característico de enfermedades como el dengue y el paludismo.

Qué hacer en caso de fiebre

fiebre 2 La fiebre es una señal de que algo está ocurriendo en el organismo, por lo que no es una molestia que deba tomarse a la ligera, lo ideal es acudir al médico para poder identificar su causa, sin embargo es recomendable adoptar medidas para controlarla, como son:

– Desarropar a la persona con fiebre y colocarle ropa ligera.

– Darse un baño con agua a temperatura ambiente o fría, durante el baño es recomendable frotarse ya que esto ayuda a disipar el calor.

– Aplicar paños humedecidos en agua con hielo sobre la piel de la frente, el cuello, las axilas y la ingle, puede además frotarse la espalda y el abdomen si la temperatura persiste elevada.

– Aplicar crema hidratante fría sobre la piel.

– Usar medicamentos antipiréticos, cuando no se conoce la causa de la fiebre lo recomendable es usar acetaminofén, que se administra cada seis horas mientras dura la fiebre. Los AINE son medicamentos muy potentes como antipiréticos sin embargo su uso se acompaña de muchos efectos colaterales que pueden causar complicaciones por lo que solo deben ser usados bajo vigilancia y cuidado médico.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Fiebre