Definición ABC » Salud » Esguince

+

Definición de Esguince



Podemos decir que el esguince es una de las lesiones traumatológicas más comunes y al mismo tiempo más fáciles de superar. Cuando hablamos de un esguince estamos haciendo referencia a la alteración en el normal funcionamiento de los ligamentos que se ubican alrededor o en torno a una articulación para hacer que el movimiento de la misma sea más fluido y suave (por ejemplo en una rodilla, en un codo, en un tobillo). El esguince por lo general es el estiramiento, la torcedura o la rotura de esos ligamentos que se da a partir de un movimiento brusco o de un golpe duro localizado en esa zona particular. El esguince es fácilmente curable y requiere tanto reposo como la utilización de elementos que mantengan la zona inmovilizada para evitar mayores lesiones o un daño permantente.

Tal como dijimos, el esguince es una lesión muy común ya que es normal el uso inadecuado de las articulaciones, por ejemplo con torceduras de tobillos, desplazamiento de la rodilla, etc. El esguince se presenta de manera inmediata y supone una lesión en esos ligamentos, por lo cual la persona sufrirá un dolor importante al intentar usar esa articulación de manera tradicional (por ejemplo, si la lesión es en el tobillo, dolerá al caminar). Sin embargo, el esguince no es tan grave como una fractura o una luxación ya que la lesión no se da en el hueso sino en los tejidos que los mantienen unidos (ligamentos). La rotura de un hueso a partir de una fractura no sólo es mucho más dolorosa sino que también requiere mayor tiempo de reposo e inmovilización absoluta del mismo. Del mismo modo, el esguince no aparece en la radiografía porque no se trata del hueso.

El esguince se hace visible a partir de diferentes síntomas. Uno de ellos es la inmediata hinchazón de la zona, a lo cual en la mayoría de los casos (aunque esto dependerá del golpe en sí) también se ve acompañado por un hematoma. En algunos casos el esguince puede ser muy grave y requerir intervención quirúrgica para reconstituir el tejido dañado o roto. Finalmente, en algunos casos cuando el esguince no se ha curado del todo cuando la persona retoma el movimiento o la actividad, la zona puede quedar debilitada, facilitándose así que se den nuevas lesiones en el futuro.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Esguince