Definición ABC » Salud » Dorsalgia

+

Definición de Dorsalgia

La palabra Dorsalgia se refiere al dolor localizado en la región dorsal de la columna vertebral, obedece a múltiples causas siendo las más frecuentes los malos hábitos posturales y los esfuerzos.

Dolor que se localiza en la región dorsal de la columna y que puede responder a una multiplicidad de factores: mala postura, realización de esfuerzos, enfermedades, estrés…

Cuando se duerme en una posición que no es la correcta o aconsejada, o sobre una cama dura se puede desarrollar la dorsalgia, y por caso lo que se podría hacer es corregir esta postura que se mantuvo por tiempo, mediante ejercitación y cambios tanto en la posición como de las características del colchón; y asimismo el reposo es muy bueno para estos casos.
Y cuando hablamos de los esfuerzos, pueden ser las hernias que se generan muchas veces a causa de estos las que provoquen la dorsalgia.
En estos casos, suele indicarse una intervención quirúrgica como solución.

El dolor que produce esta afección se localiza a la altura de los omóplatos, tanto en el centro de la espalda como en uno de los laterales, y ciertamente genera una gran incomodidad en quien la padece.

La columna vertebral está constituida por cuatro regiones o segmentos: a nivel del cuello se encuentra la columna cervical, luego la parte alta de la espalda corresponde a la columna dorsal, le sigue la columna lumbar y finalmente la región sacra.

La columna cervical y lumbar tienen la característica de que su forma es curva con concavidad hacia la parte posterior y son además regiones que poseen movilidad, a diferencia de ellas la región dorsal tiene una curva invertida, es decir, cóncava hacia adelante y constituye un segmento con menor rango de movimiento.

El dolor en la región media o dorsal de la espalda es menos frecuente que el localizado en las regiones cervical y lumbar, muchas veces la dorsalgia es la extensión o irradiación de un dolor cervical o lumbar, sin embargo puede ser debida a problemas locales de la columna dorsal siendo las más frecuentes las fracturas vertebrales que ocurren por aplastamiento de las vértebras en pacientes con osteoporosis; la espondilitis anquilosante, enfermedad reumática en la que se generan puentes óseos entre las vértebras que convierten a la columna vertebral en una estructura rígida; las metástasis óseas de tumores, especialmente el cáncer de mama, así como alteraciones en la alineación de la columna vertebral como la escoliosis. Alteraciones como las hernias discales no son frecuentes en la región dorsal dado el menor rango de movimiento de este segmento.

Existen otras condiciones que se acompañan por dolor dorsal sin afectación de la columna vertebral, tal es el caso de las contracturas musculares, la fibromialgia y el síndrome miofascial. Algunas infecciones pueden relacionarse con este padecimiento, tal es el caso del herpes zoster, comúnmente llamado culebrilla, es una enfermedad infecciosa producida por el virus Varicela Zoster en la cual se produce enrojecimiento de la piel y lesiones vesiculosas muy dolorosas, esta infección puede afectar cualquier región del organismo, sin embrago, es más frecuente a nivel dorsal sobre el trayecto de los nervios intercostales de forma unilateral.

Igualmente es posible que dolores originados dentro del tórax originen algún tipo de irradiación a la región dorsal como ocurre en la inflamación del pericardio llamada pericarditis, aneurismas de la aorta descendente, enfermedades de la vesícula biliar y el páncreas.

Por otro lado, no podemos soslayar entre las causas o factores predisponentes a padecerlo al estrés, un mal de muchos y que hoy es súper actual.
El estrés es capaz de desencadenar una infinidad de dolencias, entre ellas la dorsalgia, como se ha comprobado. Por caso si el problema es grave y persiste en el tiempo más allá de las terapéuticas locales que se hayan practicado, será imprescindible que el paciente lo trate con su terapeuta para poder aminorarlo, ya que se si el factor es el estrés solamente con una terapia que permita sacar afuera todas las tensiones será posible curarlo.

Diagnóstico, tratamientos y recomendaciones

La gran variedad de causas de la dorsalgia hacen que sea necesario llevar a cabo un examen físico detallado para poder identificar el origen del problema, muchas veces es necesario complementar con estudios de imagen. El tratamiento dependerá de la causa que la produzca, sin embrago, indicaciones como los cambios posturales siempre son beneficiosos para la salud de la espalda.

Por otra parte, se suele indicar masajes en las zonas de dolor, reposo, e indicaciones de tratamientos kinesiológicos integrales; asimismo, para reducir el dolor, los especialistas pueden recetar medicamentos especiales y hasta se puede recurrir a prácticas más invasivas, pero claro, esto siempre depende de la gravedad y de las alternativas que ya se hayan probado y que no hayan tenido un buen resultado.

Ahora bien, para este tipo de problemáticas existen algunas recomendaciones generales muy efectivas a la hora de la prevención tal es el caso de llevar una vida sana, con buenos hábitos alimentarios y físicos, evitar el sobrepeso y obviamente siempre se debe consultar al médico cuando el dolor sea persistente y no se vaya con nada.

 
 
 
Temas en Dorsalgia
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48661 fans
  • Twitter
    2255
  • Google
    348
  •