Definición ABC » Salud » Dentista

+

Definición de Dentista

El dentista, también denominado odontólogo , es el especialista que se dedica profesionalmente al cuidado y tratamiento de las enfermedades de los dientes como ser las caries, por nombrar una de las más regulares y extendidas.

Profesional que se dedica a la prevención y tratamiento de las patologías dentales

O sea que el trabajo del dentista es preventivo así como también de tratamiento de aquellas patologías que puedan aparecer en nuestra dentadura, siendo la más común la de la caries como ya señalamos.

En tanto, se denomina como odontología a la especialidad de los dentistas y que como señalamos se encarga de tratar y de estudiar las afecciones que suceden en los dientes.
Todas las patologías bucales son objeto de atención de esta rama de la salud, los dientes en primera instancia pero también se ocupa de todas las afección que atacan a las encías, los labios, la lengua, el paladar y la mucosa oral.

La carrera de odontología se estudia en la Universidad y su cursada se extiende unos cinco años aproximadamente, y por su puesto como sucede con todas aquellas especialidades vinculadas a la salud, incluye una intensa actividad práctica, porque es de la única manera que el estudiante podrá adquirir el saber concreto más allá de la teoría y obviamente la experiencia que demanda.

La caries, la afección más corriente que trata el dentista

Una vez que el profesional dentista se gradúa y culmina su práctica pertinente puede desempeñarse de modo privado, es decir, atender en un consultorio propio o en una clínica odontológica privada, o en su defecto, en una institución pública a la cual generalmente recurren aquellos que no cuentan con la posibilidad económica de pagar una consulta o atención privada.

Una de las afecciones más comunes que trata el dentista es la caries, la cual aparece como resultado de la acción de los ácidos producidos por los alimentos que ingerimos, dando espacio a las bacterias. El poder de la caries es tal que es capaz de destruir la dentina y el esmalte exterior del diente. El consumo en exceso de dulces y de bebidas con altas dosis de azúcares incide en una importante proporción en la formación de la caries.

Otra de las enfermedades muy comunes por la cual las personas consultamos a los dentistas es la gingivitis o inflamación y sangrado de las encías por la acción de una formación bacteriana.

Y otra causa de consulta es la periodontitis, la destrucción del tejido que une los dientes al hueso.

Si bien quien se gradúa luego de cursar la carrera de Odontología en la universidad se encuentra capacitado para tratar las típicas enfermedades que atacan a la dentadura, los avances que ha habido en el campo sumado a las diversas patologías que existen alrededor de los dientes y que ha hecho que el tópico se divida en diferentes sub categorías es que hoy día nos podemos encontrar con dentistas generales y con aquellos especializados en alguna materia particular.

Especialidades: la ortodoncia

Entre las especialidades más reconocidas se cuentan las siguientes: cirugía oral y maxilofacial, endodoncia, odontología pediátrica, ortodoncia, patología oral y maxilofacial, periodoncia, protodoncia, radiología oral y maxilofacial.

La ortodoncia es una de la especialidades dentro de la odontología más demandadas por los pacientes siendo su objetivo primordial el alineamiento de las piezas dentales para corregir la mala disposición de las mismas.

Los odontólogos que se dedican a esta rama se ocupan de prevenir, diagnosticar y tratar todas las afecciones que resultan del mal posicionamiento de los dientes.

Una de las principales consecuencias que genera la deficiente posición dentaria es la mala mordida que deriva n otros tantos problemas bucales.

Entre las causas que la pueden originar se señalan factores hereditarios y ambientales, siendo uno de los más corrientes el de los bebés que tienen una inclinación por chuparse los dedos, y nadie los corrige en este aspecto, o tomar mamadera más allá del tiempo estipulado o aconsejado.

Otra cuestión que origina la mala alineación es la pérdida de una pieza sin el correspondiente tratamiento de contención y así es el que el vacío que queda tiende a acercarse a las piezas siguientes.

La principal técnica que aplica para tratar esta patología es la aplicación de aparatos fijos o móviles, entre los primeros los hoy populares brackets, que además resultan más efectivos que los móviles por su fijación.

 
 
 
Temas en Dentista
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48660 fans
  • Twitter
    2256
  • Google
    348
  •