Definición ABC » Salud » Cuarentena

+

Definición de Cuarentena

Se designa con el término de cuarentena a la acción de aislar y separar durante un lapso de tiempo de justamente cuarenta días, a aquellos individuos o animales que portan, o es plausible que porten, algún tipo de enfermedad contagiosa para el resto, con el objetivo de evitar con esta acción que la misma se propague en el resto de la comunidad.

Aislamiento de un enfermo para que no contagie y que dura 40 días

Se toma como puntapié inicial de la utilización del concepto al brote de peste negra o peste bubónica que acaeció en el siglo XIV en Europa y que mató a gran parte de la población de aquellos tiempos.
Quienes se habían infectado de la misma y sobrevivieron eran de todos modos confinados a un aislamiento de cuarenta días calendario antes de volver a relacionarse con el resto de la población.
Se consideraba a la cuarentena por caso una de las medidas de prevención más importante.

Y lo sigue siendo hoy día, porque actualmente, cuando estallan epidemias de algunas enfermedades altamente contagiosas se sigue indicando la cuarentena para aislar a los portadores y evitar que el virus se siga expandiendo.

Está probada la efectividad de la cuarentena a la hora de frenar la expansión de la enfermedad.

Informática: prevención de virus

Como consecuencia y por extensión, en informática, también se ha convertido en un término muy frecuente, ya que con el mismo se designa a la acción de los antivirus de rechazar cualquier tipo de permiso a un archivo sospechoso de contener algún virus informático para evitar daños en la computadora pero sin llegar a borrarlos y generando de esta manera un mejor funcionamiento del equipo.

También se llama cuarentena a todo período que implique 40 días, 40 meses o 40 años.

Período que sigue al parto y es esencial en la recuperación física y mental de la reciente madre

Y por otra parte, el término se utiliza para referirse al período que sigue inmediatamente al parto y que se extenderá el tiempo que sea necesario, aunque usualmente son 40 días, para que el cuerpo materno, incluyendo sus hormonas y el aparato reproductor femenino, vuelvan a las condiciones normales de antes del parto, disminuyéndose las características que se adquirieron durante el embarazo.

En la cuarentena, también conocida más formalmente como puerperio, se incluye al período de las primeras dos horas después del parto y que se llama postparto.

Si todo va siguiendo la normalidad prevista para estos casos la cuarentena será considerada normal, es decir, cuando no se registra ningún tipo de alteración, de lo contrario estaremos frente a una cuarentena patológica. La cuarentena es un momento muy importante también, que requiere de seguimiento porque es donde puede haber riesgos de mortalidad materna como consecuencia de las hemorragias postparto, por esto mismo es que se deberá hacer hincapié en el control de los sangrados.

Durante la cuarentena, el profesional médico pertinente deberá ayudar a la madre a transitar este momento de la mejor manera posible, para eso será necesario que la madre esté saludable para así poder cumplir con la misión de cuidar al bebé y asimismo deberá suministrársele la información necesaria para llevar a buen puerto la lactancia, su salud reproductiva, la planificación de la nueva familia y los correspondientes ajustes a su vida.

Algunos de los cambios físicos más evidentes que se producirán en la madre durante esta etapa son: estreñimiento, aparición de hemorroides, eliminación de toda el agua acumulada durante el embarazo a través del sudor y la orina, la frecuencia cardíaca que se había aumentado vuelve a su valor normal, las hormonas estrógenos vuelve a su normalidad, disminuye el abdomen, el apetito se cerrará un poco y aumentará la sed.

Dada la importancia de este proceso a la hora de la recuperación física y mental de la mujer tras el embarazo, los profesionales médicos recomiendan algunas cuestiones que deben respetarse.

Cuidar y atender las heridas que se hayan producido durante el parto; no mantener relaciones sexuales hasta que el cuerpo no esté recuperado plenamente; debe aumentarse la ingesta de hierro porque es probable que se haya perdido sangre y entonces el hierro equilibra esa pérdida; y también debe incrementarse la ingesta de vitamina B que es muy buena para la recuperación de los tejidos.

Y también deberá vigilarse de cerca la posibilidad del desarrollo de la llamada depresión postparto que justamente se puede iniciar durante este período.

Se trata de una depresión, de moderada a intensa, que suele presentarse inmediatamente después del parto o en un tiempo posterior de hasta un año.

Se desconocen las causas, en tanto, se mencionan a los abruptos cambios hormonales que se generan en el parto entre los desencadenantes de ese estado anímico.

Entre los síntomas más comunes se cuentan: angustia, tristeza, irritación, cambios en el apetito, sentimiento de culpa, pensamientos negativos, dificultad para conciliar el sueño, entre los más recurrentes

 
 
 
Temas en Cuarentena
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48493 fans
  • Twitter
    2246
  • Google
    327
  •