Definición ABC » Salud » Comida Chatarra

+

Definición de Comida Chatarra



Popularmente se conoce como comida chatarra a aquellos alimentos que disponen de importantes niveles de grasas, sal, azúcares, condimentos y aditivos , y que por caso de tales componentes se convierten en irresistibles comidas para los paladares de la mayoría de la gente.

Por otra parte, cabe destacarse, que estos alimentos, al disponer de altas dosis de sal y de grasas, generan, a la par, en quienes los consumen, una mayor demanda de consumición de los mismos, es decir, producen adicción, y asimismo una alta demanda de bebidas para saciar la sed que generan las grandes cantidades de sal digeridas.

También conocida como comida basura, la comida chatarra, se ha convertido en una de las opciones alimentarias más extendidas en nuestro planeta como consecuencia de su bajo costo, su acceso y preparación rápidos, es decir, existen establecimientos comerciales que las producen a gran escala y le permiten a alguien que no dispone de mucho tiempo, ordenarlas y comerlas en un muy corto lapso de tiempo. Sin dudas, la falta de tiempo, una cuestión recurrente en la vida de muchas personas, ha hecho que la gente se vuelque cada vez más a este tipo de comida.

Asimismo, la venta en supermercados hace que las mismas sean una opción de alimento también en casa cuando se dispone de poco tiempo para preparar otras comidas más ricas en fibras, minerales y proteínas.

Entre la comida señalada como chatarra por las características enunciadas en el primer párrafo se cuentan: las hamburguesas, los panchos, también conocidos como perros caliente o hot dogs y las papas fritas.

Por otro lado, hay públicos, como por ejemplo el niño y el adolescente, que se inclinan especialmente por consumir este tipo de alimentos, no solamente por esos potenciadores del sabor que disponen sino también porque las cadenas que los producen les ofrecen regalos que los hacen aún más pretendidos, tal es el caso de la famosa “Cajita Feliz” del gigante Mc Donalds.

Por supuesto que comer una hamburguesa completa con papas fritas o un perro caliente, no perjudicará nuestra salud, lo perjudicial es consumirlos con suma recurrencia y que sean prácticamente la única opción en nuestra dieta.
El exceso de grasas y sal que ostentan estos platos no hacen más que, consumidos en exceso, derivar en serias complicaciones para la salud tales como: la obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II, celulitis y hasta la tendencia a las caries.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"