Definición ABC » Salud » Bulimia

+

Definición de Bulimia



bulimiaLa Bulimia junto con la anorexia es uno de los principales trastornos mentales relacionados con la comida. Entre sus principales síntomas y manifestaciones se cuentan que la persona que la padece suele darse fuertes atracones de comida a los cuales le siguen un profundo sentimiento de culpa por la enorme cantidad de alimentos ingeridos. En tanto, tras esta sensación de perdida de control, el enfermo de bulimia dejará por un período de tiempo de consumir alimentos y una vez que esta depresión aparentemente se superó volverá a caer en nuevos atracones de comida, repitiendo este ciclo abusivo.

Si bien el tipo de comida que se ingiere durante un atracón puede ser muy variado, generalmente, serán los dulces como ser los helados, las tortas, los pasteles o galletas de chocolate, los principales alimentos consumidos durante el proceso de devore, es decir, aquella comida que presenta un alto contenido calórico.
Obviamente y por ese sentimiento de culpa que comentábamos, es que las personas que padecen este tipo de trastorno suelen esconder sus síntomas por los cual los atracones se los darán muy disimuladamente y cuando no haya nadie a su alrededor, planeándolos muy conscientemente.

Otra de las aristas de la enfermedad y que comprometen ciertamente la salud de los bulímicos es que quienes la padecen, para evitar ese sentimiento de culpa y el consiguiente aumento de peso que esa fabulosa cantidad de comida supone, se provocan vómitos para expulsar y liberarse de la misma. Pero esta no es la única manera que los bulímicos encuentran para “limpiarse” de lo que ingieren, los laxantes, los enemas y los diuréticos también son otras alternativas que estos encontrarán para ponerle fin a su sentimiento de culpa, aunque, según las estadísticas que existen sobre la enfermedad, el vómito provocado es una práctica que la presentan entre el 80 y el 90 % de los enfermos.

Según la periodicidad que presenten los atracones y las consiguientes conductas compensatorias. Un profesional podrá diagnosticarla, cuando los mismos se den por lo menos dos veces por semana durante tres meses, ahí ya se puede hablar de un cuadro de bulimia.

En realidad nos podemos encontrar con dos maneras de purgar los atracones, tipo purgativo, como mencionamos más arriba, la persona se provoca vómitos, ingiere laxantes, diuréticos o jarabes destinados para tal propósito y no purgativo, que es la metodología menos frecuente, pero que se puede presentar y que puede consistir en la práctica excesiva de ejercicio físico o directamente ayunos.

Si bien no puede generalizarse, resulta muy común que esta enfermedad se de con mayor frecuencia entre la población adolescente y muy especialmente entre aquellos que provienen de familias disfuncionales.
Entre los principales efectos secundarios que la misma provoca se cuentan: mareos, perdida del cabello, ansiedad, depresión, desmayos, mareos, piel seca y en los casos más límites la bulimia puede llevar a la persona que la padece ciertamente a la muerte.

El mejor tratamiento para hacerle frente a esta enfermedad será una adecuada y consciente terapia psicológica y por supuesto el apoyo afectivo que brinde el entorno del enfermo.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"