Definición ABC » Salud » Bronquitis

+

Definición de Bronquitis

La bronquitis es la inflamación crónica o aguda de la mucosa de los bronquios (situados entre los pulmones).

Infección crónica o aguda de la mucosa de los bronquios, vías fundamentales en el funcionamiento del aparato respiratorio

Cabe destacar, que los bronquios son las principales vías respiratorias hacia los pulmones con las que cuenta nuestro organismo. La principal manifestación física que provoca esta enfermedad es una opresión en el pecho, seguida de falta de aire y tos; en algunos casos la tos puede aparecer acompañada de expectoración de moco.

Los síntomas más recurrentes son los siguientes: tos con mucosidad, muchas veces sanguinolenta, inflamación de los bronquios, pitidos, malestar general, dificultad a la hora de respirar, burbujeo.

Los bronquios son conductos producto de la bifurcación de la tráquea en el cuerpo humano. Cada uno de los bronquios o conductos está conectado directamente a un pulmón, izquierdo y derecho.

Cómo se conforman los bronquios

Están conformados por anillos cartilaginosos y en la zona pulmonar se ramifican hasta volverse conductos pequeños llamados bronquiolos. Estos se ocupan de la conducción del aire y cuando llega el final de su estructura se formarán los alveolos que permiten el intercambio de aire y de la sangre.

Así, el aire ingresa por la tráquea y llega a los pulmones gracias a los bronquios.

Como podemos apreciar, los bronquios son una parte esencial del aparato respiratorio humano.

Dentro de la bronquitis se destacan dos tipos: la bronquitis crónica y la bronquitis aguda

Clases de bronquitis y sus características

A la bronquitis crónica se la incluye en las denominadas enfermedades pulmonares obstructivas crónicas o EPOC, siendo la dificultad en cuanto a ingreso y egreso del aire la gran complicación que presenta.

La Bronquitis Crónica está vinculada a exposición prolongada de determinados irritantes como ser: la respiración de polvo o de humo durante un tiempo prolongado, y el tabaco.
Lamentablemente, aunque puede tratársela y de esta manera disminuir sus manifestaciones, la bronquitis crónica no se cura por completo jamás.

No podemos soslayar que la contaminación atmosférica está directamente asociada a las enfermedades respiratorias que padecen las personas.

Por otro lado, la bronquitis crónica, en muchos casos, puede ser el caldo de cultivo para la aparición de otras afecciones en las vías respiratorias, tales como la hipertensión pulmonar, el enfisema y la insuficiencia cardíaca.
Siempre que aparezcan los primeros síntomas claros se deberá acudir al especialista médico para que pueda indicar el mejor tratamiento a seguir.

Por su lado, la bronquitis aguda es una afección de tipo viral, es decir, es provocada por un virus. Comúnmente se desata con una sinusitis, sigue con secreciones en la nariz, luego dolor de garganta y finalmente alcanza a las vías respiratorias, produciendo una tos seca que normalmente dura unas semanas. También es común que el paciente que haya sido alcanzado por la bronquitis aguda, luego, adquiera una infección bacteriana secundaria en las vías respiratorias.

Las bronquitis agudas son normalmente la consecuencia de un fuerte resfrío o de una enfermedad gripal, y siempre es un virus el causante, como señalamos. La nariz será la primera afectada, luego los senos paranasales, le seguirá la garganta y finalmente a las vías que conducen hacia los pulmones.

Mientras tanto, la bronquitis que no produce daños aleatorios suele desaparecer en un lapso de entre unos siete y diez días aunque la tos persista unos días más, incluso.

Métodos diagnósticos y tratamiento

Para el diagnóstico se pueden emplear distintos métodos: radiografía de tórax, una muestra de esputo, un análisis de sangre u otras técnicas e instrumentos especializados, tal es el caso de la espirometría, una prueba que es muy utilizada hoy en día por los especialistas en este tipo de patología y que se ocupa de medir la capacidad pulmonar y la función de los bronquios, es decir, si la misma es la correcta.
Por su lado, el broncoscopio, es un instrumento que se introduce en la tráquea y permite la observación de las vías respiratorias.

Los bronquios y los pulmones son los integrantes del aparato respiratorio más importantes y los encargados, de funcionar ok, de permitirnos que respiremos con normalidad.
La respiración conforme es la condición más relevante para vivir y para poder desenvolvernos en la vida, cualquier complicación en este aspecto complicaría ciertamente la salud en general de la persona.

Cualquier alteración presente en el aparato respiratorio genera una disminución en la capacidad física y por supuesto producirá limitaciones que deberán ser tratadas por los especialistas, en este caso en neumología y broncología

La cura se procurará con la administración de antibióticos, el más común es la amoxicilina, en los casos que sea necesario, o sino directamente a través de determinados cuidados que indican los médicos, como ser: beber mucho líquido, descansar, no fumar, inhalar vapor, y si hay fiebre tomar un analgésico antifebril.

 
 
 
Temas en Bronquitis
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48659 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •