Definición ABC » Salud » Asma

+

Definición de Asma



El asma es un trastorno inflamatorio de las vías respiratorias que despierta ataques de sibilancias, sonido silbante y chillón durante la respiración que ocurre cuando el aire fluye a través de las vías respiratorias estrechas, dificultad para respirar normalmente, opresión en el pecho y tos.

Al producirse un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionarán y el revestimiento del área se inflamará, reduciendo la cantidad de aire que atraviesa la zona.

Entre los agentes más comunes que desencadenan una crisis asmática se cuentan los siguientes: el polvo, cambios climáticos, presencia de químicos en el aire o en los alimentos, ejercicio, polen, moho, infecciones respiratorias comunes, emociones fuertes, humo de tabaco, la caspa y el pelaje de las mascotas. También es una situación frecuente que el ácido acetilsalicílico, popularmente conocido como aspirina y otros inflamatorios no esteroides desencadenen el asma en algunos pacientes.

Los ataques de asma pueden durar unos pocos minutos o bien prolongarse a través de varios días, volviéndose decididamente peligrosos. Los principales síntomas y más comunes, tal como indicamos más arriba, son tos, sibilancias, dificultad para respirar y la retracción de la piel entre las costillas al momento de respirar, en tanto, se deberá prestar especial atención cuando en el enfermo se observen las siguientes situaciones: labios y cara de color azulado, disminución del nivel de conciencia, dificultad respiratoria extrema, pulso rápido y sudoración.

Respecto del tratamiento, el mismo deberá tener como objetivos primordiales evitar aquellas sustancias que desencadenan los síntomas y controlar la inflamación de las vías respiratorias, por tanto, es indispensable que paciente y médico trabajen en conjunto para lograr dominar ambas situaciones.

De todas maneras, existen dos tipos de medicamentos básicos para tratar el asma, por un lado, aquellos medicamentos de control para prevenir la sucesión de ataques y por otro lado los medicamentos de alivio rápido que serán usados durante los ataques.

Si bien no existe una cura concreta para el asma, la mayoría de las personas que lo padecen pueden llevar una vida super normal con un tratamiento médico adaptado a su caso.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"