Definición ABC » Salud » Asepsia

+

Definición de Asepsia

Cuando se habla de una situación de asepsia, lo que se está queriendo referir es la ausencia de microbios o de infección. Es decir, cuando se dice que algo o alguien disponen de asepsia es porque se encuentra libre de microorganismos que desatan infecciones o enfermedades.

Ausencia de microbios o gérmenes en un espacio o persona y los procedimientos que se llevan a cabo para procurar ese estado

Y también el término se utiliza para denominar al conjunto de procedimientos que se llevan a cabo para prevenir de gérmenes o de microbios a una instalación o a un organismo.

Los espacios en los que interactuamos se encuentran cooptados por microorganismos que conviven con nosotros, bacterias, virus, por mencionar a los más corrientes.
Buena parte de los mismos no disponen de la capacidad de afectar a nuestra salud gracias a las defensas que se accionan naturalmente en nuestros organismos cuando los perciben cerca, sin embargo, cuando una persona está enferma o cuando sus defensas están bajas por diversas situaciones es posible que los mismos sí puedan actuar de manera contundente y enfermar a la persona.

El término puede emplearse en diversos campos y ámbitos, en la medicina y en procesos de investigación científica es muy usado el concepto y necesaria la asepsia para poder trabajar.

Una condición básica en los centros de atención sanitaria

La asepsia es una condición sin equanom en un centro de salud, en un quirófano o en un consultorio para evitar que aquellas personas que visitan el lugar, y que lo hacen por padecer alguna afección, no diseminen su enfermedad, en caso de tratarse de una contagiosa.

Así es que existe un protocolo de limpieza muy riguroso en estos lugares, que no solamente implica el aseo de los espacios sino también el compromiso de los profesionales de la salud y de los pacientes de cumplir ciertas normas para contribuir a la asepsia, por ejemplo, lavarse las manos y frotarse alcohol, entre las más comunes.

Clases de asepsia

Normalmente se habla de dos tipos de asepsias, la asepsia quirúrgica , que implica la esterilización completa y la ausencia total de bacterias en un área determinada de una institución médica en la cual se llevan a cabo intervenciones quirúrgicas.
Y la asepsia médica que consiste en la protección de los pacientes y del personal que se desempeña en un hospital o centro sanitario con el objetivo de evitar infecciones, o en su defecto, de neutralizar la activación de algunas ya combatidas, como consecuencia de la transmisión de microorganismos patógenos que se puede producir entre quienes interactúan en un hospital: enfermos, visitas, médicos, enfermeros, entre otros.

Entre las técnicas que contribuyen a la diseminación de virus hospitalarios se cuentan: uso indebido de antibióticos, porque los microorganismos se hacen resistentes y el antibiótico ya no surte efecto, empleo de técnicas invasivas o sumamente agresivas, y el tránsito constante de personas que entran y salen de los hospitales.

Cómo lograr la asepsia

La mejor forma de contribuir para lograr un ambiente aséptico, es desarrollando hábitos higiénicos, lavarse constantemente las manos, esterilización de materiales y de aquellos elementos que se emplean por ejemplo para revisar a los pacientes, uso de elementos como guantes y barbijos siempre que sea necesario, y en el caso de los empleados de las instituciones sanitarias, realizando un uso responsable de su uniforme.

Los procedimientos que se aplican para librar elementos de gérmenes son variados, entre ellos se cuentan la aplicación de calor húmedo o seco.
También se puede aplicar gases como ser formol o líquidos.
En tanto, las salas, baños públicos y consultorios deben ser desinfectadas constantemente a través del uso de sustancias especiales como por ejemplo la lavandina.

Llevar a cabo estas acciones con constancias y cotidianidad ayudará a alejar los microrganismos patógenos.

Y en lo concerniente a intervenciones quirúrgicas, el quirófano, que es el espacio en el cual se llevan a cabo estos procedimientos debe contar con una asepsia suprema, tanto, en materiales y elementos dispuestos allí, como en los profesionales que intervienen y los pacientes que ingresan que deben ser debidamente desinfectados antes de ingresar.

En tanto, a la técnica que se ocupa de establecer este tipo de condición libre de gérmenes e infecciones se la denomina técnica aséptica.

 
 
 
Temas en Asepsia
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48660 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •