Definición ABC » Salud » Arteriosclerosis

+

Definición de Arteriosclerosis



A instancias de la medicina, la Arteriosclerosis es una enfermedad de tipo vascular que consiste en la obstrucción de las arterias, lo cual impedirá el paso normal de la sangre.

La principal consecuencia que provoca esta afección es que produce el endurecimiento de las arterias medianas y grandes, situación que deviene en un estrechamiento de las arterias que podría progresar hasta la oclusión total del vaso y de esta manera se vería impedido el flujo de la sangre a través de la arteria.

Entre las principales causas que pueden desembocar en Arteriosclerosis se destacan la obesidad, el tabaco y la hipertensión arterial.

Existen varios tipos de Arteriosclerosis como ser: Aterosclerosis (es la forma más usual, se caracteriza por el engrosamiento en la túnica íntima de la arteria con placas que contienen principalmente grasas, tales como el colesterol), Arteriosclerosis obliterante (es un tipo específico que se da en las arterias de los miembros inferiores, especialmente en adultos de más de 55 años) Esclerosis de Monckeberg (es de las menos frecuentes y afecta mayormente a los ancianos; alcanza a las arterias de la glándula tiroides y el útero), Arteriosclerosis hialina o nefrosclerosis (se produce el engrosamiento de las paredes de las arterias como consecuencia del depósito de material hialino (vidrio), se da mayormente en pacientes con diabetes y patologías renales) y Esclerosis de la vejez (se produce como consecuencia de los años, se caracteriza por la rigidez de las arterias).

En cuanto a su tratamiento, no existe un tratamiento médico a través de un fármaco concreto que la elimine, mientras tanto, se pueden indicar antihiperlipidémicos, antiagregantes o anticoagulantes para mermar sus consecuencias; en los casos de cardiopatía isquémica y en otras locaciones puede ser de gran ayuda la cirugía.

Por tanto, la mejor cura es la prevención de la Arteriosclerosis, evitando aquellos factores que predisponen a la misma, como ser: obesidad, hipertensión, sedentarismo, hipercolesterolemia, tabaquismo. Hay que practicar más ejercicio, ingerir una dieta balanceada y relajarse lo más que se pueda para reducir los efectos del estrés.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"