Definición ABC » Salud » Antibiótico

+

Definición de Antibiótico



SC-006-0246Un antibiótico es aquella sustancia química, generalmente utilizada en la medicina animal y humana y en la horticultura, que puede haber sido producida directamente de un ser vivo o derivada sintéticamente de este con el objetivo de matar o impedir el crecimiento de ciertos microorganismos sensibles que hayan causado una concreta infección sobre los mencionados organismos.

Aunque no con una droga identificada como sí ocurre por estos días, desde tiempos muy remotos el hombre se ha servido de diferentes plantas y brevajes para curar enfermedades e infecciones al tiempo que iban apareciendo. Por supuesto y gracias a los diferentes avances tecnológicos y de la investigación, diferentes estudiosos, profesionales de la medicina también, fueron haciendo diversas pruebas que nos fueron trayendo específicas drogas y medicamentos para paliar los diferentes problemas de la salud.

En términos generales, por supuesto, existen dos tipos de antibióticos, que se diferencian entre sí porque directamente provocan la muerte de la bacteria, como es el caso de los bactericidas o aquellos que solo generan la inhibición de su replicación, como es el caso de los bacteriostáticos.

Los antibióticos no pueden ser elegidos o auto recetados por el propio paciente, sino que y como consecuencia de los efectos adversos que muchos de estos a veces causan en los organismos, será un profesional médico el único previamente capacitado e idóneo en la materia, a la hora de recetar un medicamento a un paciente.

En tanto, entre las consideraciones que deben ser tenidas en cuenta cuando se procederá a tratar una enfermedad con la administración de un antibiótico es que la persona enferma no ingiera alcohol durante el período del tratamiento, la biodisponibilidad, la edad, el peso, la alergia que el mismo pueda provocarle al paciente, la gravedad del cuadro, el estado inmunológico del paciente, si es propenso a las alergias y si se trata de un paciente mujer, si la misma se encuentra en el período de lactancia o de embarazo para evitar que las drogas de los antibióticos compliquen su estado, que por supuesto es de cuidado.

Entre los posibles efectos secundarios que la mayoría de los antibióticos ostentan nos podemos encontrar con somnolencia, fiebre, náuseas, diarrea y aunque no está probado, se recomienda tener cuidado si junto con ellos además se ingieren anticonceptivos orales por temor a que reduzcan la efectividad de los mismos.

El primer antibiótico descubierto fue la Penicilina allá por el año 1897 y los esfuerzos, aunque en un primer momento pasaron algo desapercibidos para el mundo médico de ese entonces, se le deben al francés Ernest Duchesne.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Antibiótico