Definición ABC » Salud » Anorexia

+

Definición de Anorexia



La anorexia es un trastorno alimentario que conduce a la perdida del peso de la persona que lo padece, situación que es provocada por el mismo enfermo.

Ahora bien, para diagnosticar que una persona padece este problema, el profesional médico o bien si todavía no se llegó a ese estadio, la propia familia o el círculo cercano del presunto enfermo, debe contemplar dos cuestiones que resultan fundamentales a la hora del diagnóstico positivo. Por un lado, la actitud que la persona tiene frente a la comida, por ejemplo, si se niega recurrentemente a ingerir alimentos, o si comenta que se ve más gordo/a a pesar que su físico demuestre absolutamente todo lo contrario; y por el otro, el peso, cuando es muy evidente la pérdida del mismo. Entonces, si se reconocen presentes estas dos situaciones, es claro que estamos ante un caso de anorexia.

Hay muchas teorizaciones y estudios que se ocuparon y se ocupan intensamente por determinar qué es lo que origina la enfermedad. Sin embargo, todavía y creo que nunca se podrá arribar a una única causa, se la atribuye a una multiplicidad de factores como ser biológicos, sociales, psicológicos, entre otros.

A pesar de esta multiplicidad de factores, la anorexia es, junto a otras (como la drogadicción, el alcholismo o la bulimia) parte del grupo denominado “enfermedades sociales”. ¿Porqué este nombre? Porque la enfermedad no es ocasionada por ningún virus o bacteria, y tampoco puede ser transmitida por contagio. Es una situación de enfermedad corporal y deterioro del bienestar físico/calidad de vida ocasionado por problemáticas del mismo enfermo en relación al entorno social que lo rodea.

La moda, ha sido cuestionada infinidades de veces por sus estereotipos de mujeres ultra delgadas para ser modelos de colecciones de ropa, por ejemplo. El concepto de estética ligado al mercado mundial, en cualquier ámbito (pensemos que se aplica hasta en la fabricación de celulares) impacta aún más cuando se trata del cuerpo humano.

Como contrapartida, ya son muchas también las marcas y modelos que, rechazando estos “tipos” de mujeres ideales con cuerpos perfectos, han realizado campañas fotográficas o eventos en contra de estos estereotipos.

Además, en varias ocasiones el debate se abrió cuando se conoció públicamente que, en desfiles de pasarela, algunas modelos eran pesadas antes de comenzar su trabajo, y si no estaban dentro de los límites aceptables, eran descartadas, situación que trajo muchísimas polémicas respecto del tema.

Otra medida importante, que afecta directamente a quienes son fabricantes o diseñadores de indumentaria es incluir los denominados “talles grandes” entre sus prendas, como una forma de no alentar al “moldeo” que ejercen las personas que desean comprar tal o cual prenda, que está disponible sólo en talles pequeños.

Entre los síntomas que más frecuentemente observan las personas que padecen anorexia, podemos enumerar los siguientes: pérdida de la masa corporal como consecuencia de la limitación que se impone en la ingesta de alimentos, inducción al vómito, ingesta de laxantes, distorsión en la manera que percibe su cuerpo y reducción de la libido.

En tanto, otra alerta importante a tener en cuenta es que al tratarse de una afección que involucra estrechamente al cuerpo, quien la padece, suele alejarse de su entorno social, aislándose, no participando de reuniones sociales, por temor a que los otros se rían de ella como consecuencia de ese significativo aumento de peso que ella solo ve.
Aunque ciertamente serán los estudios, la observación y el tratamiento que indique un médico clínico para determinar la enfermedad, la psicología, es una fiel aliada del médico a la hora del diagnóstico, y ni hablar de su importancia a instancias del tratamiento.

Si bien la anorexia, como muchas otras afecciones, no distinguen, ni discriminan entre hombres, mujeres, adultos, niños o adolescentes, es mucho más común que la misma se presente entre las mujeres, y sobre todo cuando éstas son adolescentes. Es que el modelo de mujer ultra delgada, impuesto en los últimos años, tanto desde el mundo de la moda, como desde la propia sociedad que discrimina al “gordo”, es el que la mayoría quiere ostentar. Y como una de las características innatas de cualquier mujer es la coquetería, es mucho más permeable que el hombre a padecerla, por esta loca carrera a alcanzar el modelo del que les hablaba.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"