Definición ABC » Salud » Aborto

+

Definición de Aborto



Se denomina aborto a la interrupción prematura del embarazo en todas sus formas, cuando el mismo no ha cumplido aún las veinte semanas de gestación. Ahora bien, cabe hacer la distinción entre dos tipos de abortos, por un lado, el espontáneo o natural y por otra parte el provocado artificialmente o también denominado aborto inducido.

Aborto Natural y Aborto Inducido

En el primer caso, el aborto espontáneo, las causas que lo provocan son únicamente naturales, entre las más frecuentes que lo provocan son problemas congénitos, es decir, anomalías genéticas que padece el feto y que desembocan justamente en la muerte fetal. También se incluyen dentro de este tipo alguna anormalidad en el tracto reproductivo o afecciones infecciosas o sistémicas que padece la madre.

Por el lado del aborto inducido consiste en la interrupción de la gestación y puede deberse a razones médicas, en este caso se lo denomina también terapéutico y entre los casos más habituales que derivan en este tipo se cuenta el embarazo ectópico, que es aquel que se produce fuera del útero materno y que ocasiona severos problemas de salud.
Entonces, en este caso la principal justificación para su razón de ser es el riesgo de vida que pueden enfrentar tanto la madre como el feto, si se continúa con el embarazo.

Y de la otra vereda nos encontramos al aborto que más polémica y controversia despierta en el mundo, que es al aborto electivo, aquel en el cual la madre decide interrumpir el embarazo porque no quiere tener ese bebé.

Una opción que mayormente lleva a la muerte de la madre

Más allá de la polémica que es mucha alrededor de este tema es importante mencionar que son millones las mujeres que en el mundo deciden practicarse un aborto y en la mayoría de esos casos lo hacen del modo más inseguro. Porque por ejemplo hay muchos países en los que la práctica del aborto está vedada, entonces, a las mujeres no les queda más opción que la de tener que optar por una práctica clandestina, muchas veces en lugares mal acondicionados y atendidos por individuos que no son profesionales.

Tal situación por supuesto conlleva riesgos de salud muy serios para la gestante.
Pero acompañando a los riesgos físicos nos encontramos con las consecuencias psicológicas de atravesar una situación de este tipo, entre las que destacan por supuesto la depresión, una afección que asimismo puede resultar riesgosa en materia vital si no hay un acompañamiento terapéutico del hecho traumático.

Debate: porque sí, porque no

Por ello es que aquellos que abogan a favor de la legalización del aborto argumentan que sería una manera de salvarle la vida a millones de mujeres que en el mundo se someten a esta práctica en paupérrimas condiciones. Una de las situaciones más frecuentes que desencadenan la decisión de una mujer de practicarse un aborto a como dé lugar son aquellos embarazos que devienen de una violación.

Mientras tanto, por el lado de quienes rechazan de plano la opción por el aborto, el argumento que prevalece es que a partir de la unión entre óvulo y espermatozoide estamos frente a un ser humano con lo cual se estaría atentando directamente contra sus derechos como tal.

Cabe destacarse que en algunos países la práctica del aborto se encuentra habilitada jurídicamente sin reservas mientras que en otros se interponen reservas dependiendo del caso y en otras naciones directamente está prohibido bajo cualquier circunstancia.

La postura de la Iglesia

La Iglesia Católica está absolutamente en contra de cualquier práctica abortiva y el argumento es similar al que proponen quienes se profesan en contra y es que principalmente la Iglesia considera primordial que la vida humana sea protegida y respetada inmediatamente después de la concepción, que es cuando ellos justamente consideran que inicia la vida humana. Para la Iglesia quien comete un aborto o asiste al mismo estará cometiendo al mismo tiempo un pecado grave y un delito. Por caso es que la Iglesia ejerce una fuerte presión en aquellos países eminentemente católicos para que del debate resulte la decisión de no legalizar el aborto.

El aborto en la historia

Pero el aborto no es un tema de estos tiempos únicamente sino que desde tiempos remotos la cuestión está presente en las discusiones humanas. Por ejemplo entre los hebreos no solamente se cuestionaba la práctica desde el punto de vista moral sino que también se consideraba que el aborto era negativo a la hora de la perpetuación de la raza.
Por el lado de los griegos, éstos le atribuían al embrión un carácter divino aunque cuarenta días después de la concepción en los hombres y ochenta en el caso de las mujeres. Por lo cual antes de ese lapso se aceptaba la práctica del aborto.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Aborto