Definición ABC » Religión » Santo

+

Definición de Santo

Religión: persona que se distingue por su lucha a favor del prójimo, por la realización de milagros y compromiso absoluto con la fe

El concepto que nos ocupa dispone de una utilización especial en el plano religioso, siendo su uso especialmente extendido en este contexto.
Un Santo es aquel hombre, o mujer, que ha sido distinguido por alguna tradición religiosa como consecuencia de sus presuntas relaciones especiales con las divinidades y también por haber sido en vida un ejemplo de entrega y solidaridad para con su prójimo.

El alcance y la influencia de un santo en muchísimas ocasiones, incluso, pueden superar el ámbito de su propia religión cuando la aceptación de su moralidad se convierte en universal. Algunos casos representativos de esto que mencionamos resultan ser sin dudas la madre Teresa de Calcuta o Gandhi, quienes a pesar de haber representado y sostenido una bandera religiosa durante toda su vida, como consecuencia que su legado fue de tal magnitud, lograron trascender las barreras de las creencias y se convirtieron en santos, en personas distinguidas para imitar y seguir por cualquiera de las religiones o creencias espirituales que pululan por el mundo. Porque sin lugar a dudas, el santo, es aquella persona admirable y digna de imitación, ya que en sus comportamientos no hay nada que objetar, sino muy por el contrario se destaca por una conducta intachable.

Beatificación y canonización, el camino del santo católico

En la tradición cristiana se considera que toda la humanidad está llamada a ser santa y a seguir a aquellos que representan el ejemplo de creencia, fidelidad y seguimiento de Dios. Para los católicos los santos conforman lo que se designa en su credo como Iglesia Triunfante y son los que tienen la misión de interceder ante Dios por la humanidad, por los seres vivos que se encuentran en la tierra y por los difuntos que se encuentran en el Purgatorio, la llamada Comunión de los Santos. El cristianismo festeja el día de Todos los santos el 1 de Noviembre de cada año.
En tanto, en la Iglesia católica el reconocimiento formal de una persona como santa o santo se produce una vez que se encuentra concretado el proceso judicial denominado como canonización; únicamente el Papa, llamado protocolarmente como su santidad, es quien puede determinar la santidad de los fieles católicos.

Condiciones de un religioso o laico para convertirse en santo

La Iglesia Católica selecciona a sus santos a partir de varias condiciones fundamentales, por un lado el alto nivel de perfección logrado en su comportamiento terrenal; la realización de milagros es otro punto considerado a la hora de la canonización de un religioso; y finalmente el haber muerto a favor de la causa religiosa resulta otra razón, es decir si murió como mártir. Hay muchísimos religiosos que en tiempos pasados, y tras haber actuado en contextos políticos y sociales difíciles, tuvieron que pagar con su propia vida esa lucha denodada.
Por ejemplo San Martín de Porres es uno de los santos más venerados por la Iglesia Católica. Goza de la singularidad de haber sido el primer santo mulato de América y además de por su humildad, su incansable tarea a favor del bienestar de los pobres y de los milagros que se le atribuyen es que la Iglesia lo beatificó y luego canonizó.

Una vez que se proclama a alguien santo será objeto de culto y se lo empezará a considerar como un intermediario de Dios y estará capacitado para concederle peticiones a los fieles que le recen. Normalmente, los fieles establecen lugares santos para venerarlos y los mismos suelen tener una relación espacial muy íntima con el santo.

Por su lado, en el Budismo, al no contar con un concepto como el de Dios, que sí presenta la religión cristiana, se llamará santo a aquel individuo iluminado o cercano a la iluminación y al amor universal.

Otro uso bastante recurrente de la palabra santo es como adjetivo calificativo para indicar la relación directa entre dios y algunas cosas; así hay lugares santos, textos santos, palabra santa.

Algo sagrado

A aquello que consideramos sangrado para nosotros también se lo suele denominar como santo. “Mi sagrado hijo”.

Frases populares que contienen la palabra santo

También hay muchísimos dichos populares formulados con la palabra santo; quedarse para vestir santos (quedarse soltero), llegar y besar al santo (lograr rápidamente lo que pretende), a santo de qué (con que pretexto), desnudar un santo para vestir otro (quitar algo de un lugar para colocarlo en otro lugar), írsele a un el santo al cielo (cuando nos olvidamos de algo o nos descuidamos respecto de un tema), santo y seña (contraseña usada para pasar en un puesto de guardia), desnudar a un santo para vestir a otro (remover algo de un lugar para colocarlo en otro lado), entre los más conocidos y usados.

 
 
 
Temas en Santo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45067 fans
  • Twitter
    2220
  • Google
    303
  •