Definición ABC » Religión » Ayuno

+

Definición de Ayuno

Se conoce popularmente como ayuno a aquel acto de abstención voluntaria de ingerir toda o algún tipo específico de comida, y dependiendo del caso, también de la ingesta de líquidos, durante un lapso de tiempo determinado.

Abstención voluntaria o involuntaria de ingerir alimentos durante un tiempo determinado

El ayuno puede llevarse a cabo por diversos motivos, como técnica curativa a instancias de la medicina naturista, como manifestación pacífica de protesta para lograr algún beneficio social que no ha podido conseguirse por la vía regular y oficial, aunque los principales y tradicionales tienen que ver con cuestiones religiosas.

Algunas religiones utilizan el ayuno como práctica habitual en orden a rendirle homenaje a su dios.
Suelen estar establecidos en días específicos y aquellos practicantes más ortodoxos cumplen a rajatabla la propuesta.

Por supuesto que un ayuno prolongado somete a un serio riesgo la salud de cualquier persona, aunque si el mismo se produce en el marco de los tiempos normales, suele presentar algunos beneficios para la salud tales como: la desintoxicación del organismo de aquellas sustancias nocivas que se acumularon, al limpiarse el tracto intestinal, indefectiblemente, la digestión mejorará, se asimilan mejor los nutrientes, la mencionada desintoxicación favorecerá el estado de salud emocional de la persona, entre otros.

Razones religiosas, protestas sociales

Volviendo a las razones del ayuno, en el caso de los motivos espirituales y religiosos, son cuestiones que se vienen practicando y defendiendo desde la prehistoria. En casi todos los libros sagrados, la Biblia, el Corán y el Upanishad y con las diferencias de los casos, la práctica del ayuno es mencionada y defendida como una parte fundamental de la doctrina.

Obviamente dependiendo de la creencia en cuestión, el ayuno, podrá implicar la prohibición de actos sexuales, la masturbación y la abstención de ingerir algún tipo de grupo alimenticio. Por ejemplo, en la religión cristiana, durante la Pascua y más precisamente el viernes santo, día en el cual se recuerda la muerte de Cristo en la cruz, se prohíbe comer carne como una manifestación del respeto a Cristo por el sufrimiento al cual se vio sometido por nosotros.

Por otra parte, en el caso del ayuno judío, se producirá a instancias del Yom Kippur, junto a la prohibición de beber, de bañarse y de mantener relaciones sexuales; el ayuno se inicia en el ocaso y finaliza en el anochecer del día posterior.

Y en cuanto al ayuno que presenta motivaciones de manifestarse o rebelarse pacíficamente contra alguna cuestión o disposición vigente, resulta ser una práctica que si bien no es nueva, en los últimos tiempos se ha convertido en un recurso muy empleado, especialmente por aquellos que quieren hacer oír sus reclamos, ya sean personales o sociales.

Falta de comprensión de algo

Otro uso recurrente del término se da cuando se quiere referir la ignorancia o la falta de comprensión de algún tema o cuestión.

Condición que se indica a un paciente para realizar un análisis de sangre u otra práctica diagnóstica

Y por otro lado, a instancias de la medicina, el ayuno resulta ser una condición esencial a la hora de la realización de determinados estudios clínicos o prácticas de diagnóstico.

Entre los más conocidos y populares debemos mencionar al análisis de sangre.

Este tipo de análisis es uno de los más comunes e indicados por los médicos a la hora de necesitar confirmar alguna dolencia de sus pacientes.

A través del mismo se analizan diversas variables orgánicas que le permitirán al médico diagnosticar una enfermedad.

Para que el análisis produzca resultados fiables y conformes se recomienda siempre realizarlo por la mañana y en ayunas, dependiendo de las variables a analizar pueden solicitarse entre 8 y 12 horas de ayuno.

Se le suele recomendar al paciente que ante un análisis que requiere ayuno cene liviano y a partir de las nueve de la noche ya no coma nada hasta después de hecho el análisis de sangre.

Las horas de ayuno tienen que ver con la misión de valorar de la mejor manera posible el perfil lipídico del paciente, triglicéridos, colesterol, y los niveles de la glucosa en la sangre.

Beneficios a la salud del ayuno controlado

Existen evidencias científicas a favor del ayuno que sostienen que la realización del mismo beneficia enormemente al organismo, ayudando en su purificación, porque la energía en lugar de invertirse en el proceso de digestión se canaliza en la limpieza de las toxinas presentes y así se sana el cuerpo y la mente.

También se sabe que el ayuno reduce las posibilidades de padecer de diabetes, enfermedades cardíacas y el aumento del colesterol en la sangre.

Por supuesto que los ayunos para que nos beneficien en las condiciones mencionados deben realizarse de manera controlada, periódicamente y no constantemente. Y no deben ser absolutamente estrictos, incorporándose líquidos, y obviamente siempre se deberá consultar antes al médico.

Eso sí deberán de evitarlo de plano las embarazadas, los enfermos de diabetes tipo I y aquellas personas que padecen de hipotensión.

La contracara es el desayuno que justamente refiere dejar de hacer el ayuno natural luego de haber dormido toda la noche.

 
 
 
Temas en Ayuno
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45087 fans
  • Twitter
    2226
  • Google
    311
  • Recientes en Religión