Definición ABC » Política » Veto

+

Definición de Veto

El término veto tiene una raíz latina y directamente refiere una prohibición, una denegación a algo.

Prohibición de algo, generalmente de una ley que fue sancionada por el Parlamento

Generalmente es empleado por una parte, una organización o autoridad, que tiene el derecho para parar, prohibir, unilateralmente una determinada norma, es decir, con el veto se puede frenar algún cambio realizado sobre una norma, aunque lo que no se puede realizar a través del veto es adoptar algún cambio.

En algunas organizaciones internacionales, los países considerados potencia, disponen del derecho de veto para así poder oponerse a una ley o decisión aunque la misma haya sido aprobada por mayoría.

Por otro lado es extendidamente usado a instancias de la gestión gubernamental, especialmente en los sistemas democráticos donde hay división de poderes y es el congreso el encargado de discutir y promulgar la normativa vigente.

Facultad exclusiva del Poder Ejecutivo

En muchos países, el presidente de la nación también dispone de la facultad de vetar alguna norma o ley una vez que la misma ha sido aprobada y promulgada por el Poder Legislativo.
Debemos decir que el veto es una facultad que está circunscripta solamente al Poder Ejecutivo.

Ejemplos de su aplicación

Por ejemplo, en los Estados Unidos, el presidente dispone de la facultad del veto de aquella legislación que ha pasado ya por el Congreso, aunque ese derecho no resulta ser absoluto, porque una mayoría calificada de dos tercios de ambas cámaras puede de todas maneras aprobar una ley aun pesando sobre la misma un veto presidencial, pero si por el contrario la ley cuenta nada más con la mayoría simple el veto del presidente será decisivo.

Otro país en el cual también el presidente dispone de esta facultad es la Argentina, uno de los ejemplos más emblemáticos en este sentido que el país ha vivido recientemente fue el veto presidencial a la ley llamada del 82 % móvil que disponía el aumento a las jubilaciones y que fuera aprobada por ambas cámaras del Congreso Nacional y que captó la atención de la opinión pública porque con el veto de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner quedó sin efecto una norma que beneficiaba a buena parte de los jubilados, porque de no ser vetada, los jubilados y pensionados pasarían a cobrar una jubilación mínima que debía ser de no menos del 82 % respecto del salario mínimo vital y móvil que cobran los trabajadores en actividad.

Una aplicación aún más cercana en este país de un veto que asimismo causó revolución en la opinión pública, fue el veto del presidente Mauricio Macri a la llamada ley anti despidos, que votó el Congreso y que implicaba la imposibilidad de las empresas de despedir empleados por 180 días y además habilitaba al empleado despedido a exigir la doble indemnización.

Condiciones y alcances del veto presidencial

Debemos aclarar que en estos casos, los presidentes de un país disponen de esta facultad de anular una ley o proyecto que fuera oportunamente aprobado por el parlamento o un organismo del estado, pero siempre implica la denegación de una modificación o algo nuevo, jamás supone la posibilidad de impulsar algunas de estas cuestiones.
Con el veto presidencial se impide absolutamente que la ley o norma votada se ponga en vigencia.
En tanto, el veto puede ser total, de toda la ley o parcial, es decir, se prohíben algunas partes.

Normalmente la ley impone un plazo de tiempo para que el presidente ejecute o no el veto de una ley, que por ejemplo en el caso de la Argentina es de 10 días hábiles.

Su declaración se suele realizar a través de un decreto o declaración que esté correspondientemente refrendada ministerialmente.

En el caso del Consejo de Seguridad de la ONU, quienes son los miembros permanentes, Rusia, China, Estados Unidos, Reino Unido y Francia, tienen el derecho de veto, el cual resulta ser absoluto, porque aunque el resto de los miembros hayan votado a favor de una ley si uno de los miembros permanentes lo hace en contra de ella, la misma quedará rotundamente rechazada.

Pero el concepto puede emplearse en infinidad de contextos en los que se quiere dar cuenta de una oposición, un rechazo, o el desacuerdo que existe acerca de algo o alguien.

Por ejemplo, en las relaciones personales: “mi papá fue tajante, vetó a mi nuevo novio por considerarlo muy mal educado”.

En un contexto comercial: “mi socio vetó la posibilidad del ingreso de un nuevo accionista a la empresa”.

 
 
 
Temas en Veto
 

Redes Sociales

  • Facebook
    46870 fans
  • Twitter
    2241
  • Google
    322
  •