Definición ABC » Política » Socialismo

+

Definición de Socialismo

Sistema de organización socio económica basado en la intervención plena del estado y la desaparición de las clases

El Socialismo es un sistema de organización social y económica que se basa en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y se propone como meta que progresivamente las clases sociales desaparezcan.

También, se designa con la misma palabra al movimiento político que intenta establecer el mencionado sistema con los matices que cada cual promulgue.

Desarrollado por el filósofo alemán Karl Marx

La teoría filosófica y política que promulga el Socialismo fue desarrollada por el intelectual alemán Karl Marx a mediados del siglo XIX. En tanto, Marx, ha sido su principal teórico junto a su colega Friedrich Engels. Detractores acérrimos del capitalismo, abordaron este sistema de manera exhaustiva para encontrar una alternativa que pudiese superar sus flaquezas y lograr un modelo más justo y equilibrado.
La creación de Marx fue tan influyente que al día de la fecha sigue vigente en casi todas las naciones del planeta.

La intervención del estado debe ser en áreas estratégicas

Entre sus máximas más destacadas, el socialismo, se destaca por promover la regulación de todas las actividades económicas y sociales por parte del estado y la distribución de los bienes. El Socialismo cree que el mejor escenario para que una sociedad progrese es que el control administrativo debe estar en manos de los mismos productores o de los trabajadores y el control democrático de las estructuras políticas y civiles, en manos de los ciudadanos.

Para el Socialismo, el estado, debe desempeñar un rol predominante y por eso es que sostiene que todos los sectores importantes de la economía de una nación deben ser controlados por el estado. A esta situación se la conoce como intervencionismo también y está justamente en las antípodas del pensamiento capitalista donde mandará la ley de la oferta y la demanda y se relega la participación del estado en el aspecto económico.

Promueve la libertad y la igualdad pero ha cercenado las libertades individuales en muchos casos

Si bien los valores que ha propugnado desde su nacimiento han sido altruistas, como ser la igualdad entre los ciudadanos, los servicios públicos universales, la solidaridad, y la libertad, es importante que destaquemos que algunos regímenes políticos que adoptaron los colores del socialismo se han caracterizado por limitar las libertades de los individuos que no seguían la propuesta socialista, aún más, se los ha perseguido y hasta encarcelado por disentir. Las estructuras del estado, en la mayoría de estos casos se pusieron al servicio de la caza de aquellos que se oponían al régimen socialista.
Sin dudas, este punto es uno de sus puntos más flojos y cuestionables.

Su contracara: el liberalismo

La contracara del socialismo es el Liberalismo, corriente que impulsa que la intervención estatal debe ser mínima para así lograr el progreso general. La libertad está por sobre la igualdad. En la actualidad esta disputa ideológica se ve plasmada en muchos sistemas bipartidistas de las democracias.

Críticas. El Socialismo hoy

El Socialismo es uno de los sistemas políticos que mayores críticas y detractores ha cosechado desde su aparición en escena y esta cuestión ha hecho que las definiciones que se han dado sobre él fueran muy variables a lo largo de estos años. Aunque, mayormente, el socialismo ha estado emparentado y asociado con cuestiones como ser la búsqueda del bien común, la igualdad social, la intervención estatal, entre otras.

Básicamente, su nacimiento se debió a la necesidad de proponer una contracara al sistema capitalista. De todas maneras esta situación ha evolucionado en los últimos años y si bien existen todavía posturas muy intransigentes, también, es una realidad que han surgido algunos movimientos que expresan algunos matices con respecto a la concepción original.

En materia política la idea que sostiene el Socialismo es construir una sociedad en la cual no existan las clases sociales subordinadas unas a otras y a esto conseguirlo ya sea a través de la evolución social, de una revolución o de reformas institucionales.

Esta suavización en las ideas y las formas comenzaron a hacerse evidentes tras la Segunda Guerra Mundial, con la Guerra Fría y más tarde con la caída de la Unión Soviética, fiel exponente de este tipo de sistema.
Actualmente naciones como Cuba, Corea del Norte, China, Libia y Vietnam, sostienen este tipo de sistema de organización.

 
 
 
Temas en Socialismo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45123 fans
  • Twitter
    2212
  • Google
    292
  •