Definición ABC » Política » Exilio

+

Definición de Exilio

Se llama exilio al abandono de una persona de la tierra en la que vive, en tanto, la mencionada partida puede ser voluntaria o forzada, este último caso es popularmente conocido como expatriación y generalmente las razones de la misma resultan ser políticas. “Juan tuvo que afrontar un exilio muy doloroso y que duró dos décadas casi”.

Abandono, normalmente forzado, que una persona hace de su patria por causas políticas o religiosas

Por otro lado, el término también se emplea para referirse al lugar en el cual reside el exiliado así como el tiempo que pasa en el mismo. “Durante su exilio fue que produjo la mayor parte de su obra literaria”.

Aunque resulta ser lo más común, no solo las personas se exilian sino también han existido casos de naciones y de gobiernos exiliados, tales son los casos de Armenia, entre los años 1078 y 1375 y del Tíbet, respectivamente.

La cuestión política es sin dudas la razón por excelencia de los exilios y siempre está asociada a un ejercicio de poder totalitario, a una dictadura, sistemas en los cuales el poder recae en una sola persona o grupo que lo ejerce de manera autocrática sin que medien restricciones ni controles de otros poderes a su acción.

Por otro lado, el tema religioso también debemos mencionarlo porque en algunos momentos de la historia, la fe que alguien profesaba también fue objeto de persecuciones políticas y llevó a que miles de personas debiesen dejar su patria porque estaban marcados por las autoridades por la fe religiosa que expresaban.

Salvar la vida

La finalidad primaria que persigue una persona que sufre en su país natal persecución de algún tipo, por su ideología, por sus creencias religiosas, entre otras razones, cuando decide exiliarse, es salvar su vida, ponerse a salvo, evitar la muerte, tanto la propia como la de su familia, ya que normalmente la amenaza de daño se extiende a todo el grupo familiar. Por eso es normal encontrarse con que familias enteras se exiliaron.

Uno de los acontecimientos de la historia más reciente que produjo enorme cantidad de exilios fue la Segunda Guerra Mundial y lo que dejó la misma.

Las Guerras y las dictaduras, causales de los exilios

Oportunamente, con los nazis y los comunistas en el poder se produjeron una catarata de exilios en muchísimos países. En algunos casos, sujetos que presentaban tanto una activa vida política como una intensa militancia en partidos políticos tomaron la decisión de exiliarse para salvar sus vidas, y las de su familia, que corrían cierto peligro en caso de perdurar en el país que se encontraba dominado por una fuerza política antagónica a su pensamiento.

Y en otras situaciones, tal fue el denominador común en la comunidad judía, algunas personas debieron dejar sus países de origen porque la comunidad a la cual pertenecían comenzó a ser duramente perseguida por el régimen nazi, por nombrar un generador de exiliados.

Uno de los exiliados más famosos de este momento fue el físico alemán Albert Einstein, quien debió exiliarse en los Estados Unidos cuando irrumpió el Nazismo.

En tanto, otro acontecimiento histórico mucho más cercano cronológicamente a nuestros días, es el golpe de estado de 1976, sucedido en la República Argentina, que también dejó como saldo un importante número de ciudadanos del país exiliados en el exterior, que buscaban con esta decisión escapar a una violenta e intensa persecución política de parte del terrorismo de estado, que implicaba torturas, secuestros y encarcelamientos para aquellos ciudadanos que no compartían las propuestas que sostenía el régimen militar en el poder.

España, Francia, México, Uruguay resultaron ser algunas de las plazas que más argentinos exiliados recibieron durante aquellos tiempos, encontrándose entre los mismos muchísimas personalidades de la cultura, de la política y el arte.

En la mayoría de los casos, una vez que cayeron los regímenes totalitarios generadores del exilio e instaurados los gobiernos democráticos, se promovieron diversos programas cuyos objetivos eran la repatriación de los exiliados.

En el caso de muchos artistas e intelectuales, el exilio, aunque fuera por donde se lo analice un hecho muy triste y trágico que los hacía dejar sus raíces y sus afectos de manera intempestiva, también significó la apertura y el conocimiento de sus trabajos artísticos y literarios en otros lugares del mundo, especialmente en aquel que les abría las puertas para residir y continuar con su vida y su labor.

Porque justamente eso hizo la mayoría de los exiliados, continuaron sus actividades y muchos de ellos consiguieron ganarse un espacio de importancia en la nación que los acogió, y al momento que pudieron regresar a su patria lo hicieron algunos, otros no, pero los que regresaron a su país siempre mantuvieron un contacto constante con la nación que los adoptó en tan terrible momento de sus vidas.

Pero también debemos decir que así como la patria receptora de exiliados sumó talentos en sus momentos, la patria que conminó a exiliar intelectuales, artistas, investigadores, entre otros, perdió sin dudas un gran patrimonio cultural y científico en ese momento, que por supuesto es irremplazable e irrecuperable.

 
 
 
Temas en Exilio
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48493 fans
  • Twitter
    2246
  • Google
    327
  •