Definición ABC » Política » Demagogia

+

Definición de Demagogia

El concepto que nos ocupa en esta reseña dispone de una utilización recurrente en el ámbito de la política.

Estrategia política que apela a sentimientos y emociones del público para conseguir su favor y voto

demaLa demagogia es una estrategia política que utilizan muchos dirigentes políticos, la cual, principalmente, se caracteriza por la utilización desmedida de halagos, falsas promesas, promoción de ideas radicales, entre otras, para conseguir de esta manera la atención y el voto del pueblo. Los sentimientos y las emociones de la población son el principal foco a captar por parte de la demagogia.

Connotación negativa en la concepción popular por su vinculación con la mentira

Debemos destacar que la demagogia dispone de una connotación negativa en la política actual, ya que está vinculada especialmente con las falsas promesas, las mentiras y una puesta en escena por parte del candidato en la cual hay muy poco de espontáneo y natural en sus dichos y acciones.

Apelación a las emociones y uso de la retórica y la propaganda

Básicamente aquel que hace uso de la demagogia, para promover su programa político, se valdrá de la apelación a las emociones de sus receptores, los odios, deseos inconclusos, odios, sueños, temores, entre otros y serán los principales puntos que se tocarán en el camino de intentar conseguir el sí del pueblo hacia la propuesta que se sostiene, en tanto, serán la retórica y la propaganda, las principales aliadas con las cuales contará el político para transmitir su mensaje, su propuesta.

Por ejemplo, cuando a instancias de una campaña política, un candidato se ocupa preeminentemente de destacar aquellos problemas o conflictos que se desatarán de no escoger su propuesta y optar por la de su rival, con el claro objetivo de disparar el temor entre los ciudadanos, se dice que el mismo está haciendo uso de la demagogia.

Asimismo, cuando también en el contexto de una campaña presidencial, uno de los candidatos promete y promete soluciones, las cuales saltan a la vista no son tan simples y fáciles de resolver y que requieren de otra atención diferente a la que propone para ser resueltas, estamos ante un clarísimo caso de demagogia popular.

Sonría y abrace, lo estamos filmando

Otro recurso que usan muchísimo los políticos en campaña y que es una clara muestra de demagogia es mostrarse sonriente todo el tiempo, aunque la situación no lo amerite, y especialmente cuando las cámaras de la televisión los toman. También cuando las cámaras dicen presente suelen mostrarse muy afectuosos con el público que los sigue por lo cual reparten besos y abrazos para todos ellos, se sacan fotos y hasta suben en andas a los niños que les ofrecen sus seguidores.

Degradación de la democracia

Muchos observadores y analistas políticos, suelen referirse a la demagogia como una degradación de la democracia y sostienen que en un punto es inevitable que en la democracia y como consecuencia de esa necesidad y aspiración por mantenerse en el poder, los políticos echen mano de este tipo de práctica. Quien primeramente la identificó como una degradación de la democracia fue el filósofo griego Aristóteles.

Recursos aplicados

Entre los recursos que normalmente emplea la demagogia se cuentan los siguientes: falacias, omisiones, falso dilema, demonización, estadísticas fuera de contexto, estrategias de despiste y manipulación del lenguaje.

Valorización de lo auténtico y espontáneo

Los electores en la actualidad les suelen demandar a sus dirigentes y a los candidatos a ocupar algún cargo ejecutivo o legislativo que no usen la demagogia como forma de hacer política y que se muestren por el contrario más auténticos y sinceros. Por caso, es que en estos tiempos suelen ganar aquellos políticos que se muestran delante y detrás de escena tal como son y no están en poses todo el tiempo, queriendo agradarles a todos.

Antigua Grecia: gobierno de tipo dictatorial que cuenta con el apoyo popular

Por otro lado, en la Antigua Grecia, a aquel gobierno de tipo dictatorial, pero que contaba con el apoyo de la mayor parte de la población se acostumbraba a designarlo con el término de demagogia.
Justamente los grandes filósofos griegos, Aristóteles y Platón, vincularon el autoritarismo con la demagogia, porque consideraban que todos los regímenes tiránicos nacieron de la práctica demagógica con el pueblo y con todos sus seguidores. De esta manera eliminaban cualquier tipo de oposición y al creerse como los únicos capaces de interpretar el deseo de las masas se arrojan todo el poder de representación e instalan indefectiblemente un gobierno tiránico y muy autoritario.

Deliberada manipulación sobre sus interlocutores

También, cuando en un contexto totalmente alejado de la política, alguien despliega una deliberada manipulación sobre sus interlocutores en orden a conseguir el favor de otro, también se habla de demagogia y a quien desempeña ese comportamiento, se lo denominará como demagogo.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Demagogia