Definición ABC » Motor » Lubricante

+

Definición de Lubricante

El término lubricante se emplea en dos contextos de la comunicación muy diferentes: en relación a los utensilios o máquinas o en el terreno de la sexualidad. En cualquier caso, un lubricante es una sustancia aceitosa que sirve para activar una actividad, ya sean los movimientos de un artilugio o la actividad sexual propiamente dicha.

Uso industrial y casero de los lubricantes

La mayoría de artilugios se desgastan con su uso diario. Esto implica que deben ser tratados con algún tipo de sustancia para que recuperen sus funciones normales. Así, en el sector de la automoción se emplean lubricantes para que el motor de un vehículo funcione correctamente. En este sentido, se habla de los aceites lubricantes, los cuales permiten que las piezas de un motor tengan una capa superficial que facilite un adecuado movimiento y fricción de las distintas piezas. Este tipo de sustancias son aplicables a máquinas y herramientas de todo tipo, desde la industria pesada, cualquier tipo de motor o las herramientas que se utilizan en el hogar. Su finalidad es evidente: evitar el desgaste de las piezas y que los distintos artilugios sean lo más útil posible.

Los lubricantes en las relaciones sexuales

Los lubricantes sexuales son un complemento de las relaciones sexuales. Existen de muchos tipos: neutros, con algún tipo de sabor o asociados con algún efecto estimulante. Están fabricados normalmente con agua o con silicona. Los que tienen agua están pensados para más usos y son útiles para las mujeres que padecen sequedad vaginal crónica y necesitan de un lubricante para mejorar sus relaciones sexuales. Los que incorporan silicona tienen la finalidad de intensificar el placer y están recomendados para las relaciones de larga duración o para practicar el sexo anal. Los lubricantes sexuales se utilizan normalmente como una parte de la juguetería erótica, especialmente los vibradores.

Los lubricantes se han convertido en una herramienta para mejorar las relaciones sexuales de pareja, ya que permiten introducir nuevas sensaciones y actúan como un potenciador de las fantasías y los juegos sexuales. Estas sustancias estimulantes se pueden encontrar en los conocidos sex shops e incluso en los supermercados.

El uso de lubricantes es más antiguo de lo que se puede pensar inicialmente, ya que eran utilizados en la tradición oriental relacionada con el sexo tántrico, una tradición con más de 4000 años de antigüedad.

Desde un punto de vista cultural, los lubricantes han dejado de formar parte de la industria pornográfica para incorporarse a las relaciones sexuales convencionales.

En el terreno del mundo automotor

En el caso específico de los vehículos, señalar que el lubricante tiene casi una función similar a la de aquellos comentados anteriormente con un claro objetivo: que “todo funcione bien y nada se desgaste...” Coincidencias aparte entre hombres y máquinas, pasemos a ver de qué se trata.

lubricante

El lubricante es básicamente una sustancia líquida que una vez colocada entre dos o más piezas mecánicas o móviles no se va degradando y al mismo tiempo permite la formación de una película que evita el contacto directo entre las piezas para que puedan ser usadas o funcionar sobre todo con altas temperaturas y también bajo mucha presión física o roce (hablando siempre de las piezas mecánicas, claro).

Lubricantes hay de muchos tipos y variantes. Las distintas sustancias lubricantes, siempre dependiendo de su composición y presentación pueden ser:

- Aceites
- Aceite hidráulico
- Aceite de engrase en general
- Grasas
- Geles
- Hidrosolubles
- Sintéticos
- Industriales
- Puros o sólidos
- Etc.

Foto: iStock - maxuser

 
 
 
Temas en Lubricante
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45041 fans
  • Twitter
    2225
  • Google
    310
  •