Definición ABC » Medio Ambiente » Tornado

+

Definición de Tornado

Conocido como uno de los fenómenos meteorológicos más peligrosos, el tornado es una columna de aire que se desplaza en el espacio y que puede destruir todo lo que encuentre a su paso debido a la energía de las corrientes de aire que la componen. El tornado es una columna de aire en movimiento que puede variar en su grosor así como también en su poder destructivo.
Se trata de un viento violento y fuerte, que se caracteriza porque el mismo se presenta con una movilidad giratoria.

Fenómeno meteorológico de envergadura y que consiste en un viento fortísimo con forma de remolino que puede destruir todo a su paso

Las causas de su desarrollo son la baja presión y un proceso de evaporación acaecido en el mar.
En estos fenómenos sucede un fenómeno en el cual los cientos que se suceden lo hacen bajo la forma de un remolino, es decir, sobre un punto llamado como ojo y en el cual la presión atmosférica ha sufrido una baja considerable en su valor.

Una de las características más importantes de un tornado es que el mismo mantiene un punto de unión tanto con la Tierra o el suelo como con las nubes en el cielo a partir de las cuales se forma. Las nubes que pueden formar un tornado se conocen como nubes cumulonimbus. Estas nubes se caracterizan por ser bajas, con desarrollo vertical y con corrientes equilibradas de aire frío y caliente, lo cual las mantiene en constante movimiento. Además, una nube cumulonimbus es una nube con mucha presencia de humedad y con gran energía que empieza a generarse a partir del movimiento e intercambio gaseoso entre el aire frío y el caliente.

La forma de un tornado es usualmente la de un embudo. Esto quiere decir que su centro de poder se encuentra en la parte superior, donde la nube comienza a formar la columna de energía. A medida que esta baja hacia la Tierra, el grosor disminuye formando una columna más angosta en la parte inferior. De todos modos, la parte más angosta del tornado puede incluir muchos kilómetros de distancia al ras del suelo. Es en esta parte inferior donde se produce la destrucción ya que al desplazarse el tornado ejerce su energía contra aquello que se encuentra, levantándolo por el aire y destruyéndolo en su centro de poder. Muchas veces, sin embargo, los tornados pueden ser tan violentos y poderosos que la columna de aire mantiene el mismo grosor tanto en la parte superior como en la inferior.

Características

Por lo general, los tornados se ven acompañados de un cambio momentáneo en el clima, apareciendo lluvias y oscureciéndose el cielo repentinamente debido a la presencia intensa de nubes. Los tornados suelen durar unos pocos minutos y cuando terminan el clima puede volver a aclararse. Sin embargo, durante esos minutos de duración el tornado se desplazada activamente y puede generar daños en muy extensas zonas geográficas.

Una de las características más nefastas de estos fenómenos son los severos destrozos que saben producir a su paso, en el plano material, destruyendo casas, estructuras, edificios, incluso, saben arrancar algunos de estos de cuajo. También son altamente peligrosos y destructivos para los seres humanos, ya que quienes quedarán atrapados en ellos pueden padecer graves accidentes, daños y ni hablar de sufrir algún daño mayor y extremo como la muerte.

Han existido a lo largo de la historia de la humanidad una tremenda cantidad de de huracanes devastadores que dejaron daños físicos, humanos y materiales enormes, declarando a aquellas zonas arrasadas en estado de desastre y emergencia.

En la actualidad, los avances que ha habido en materia de detección vía radares de estos fenómenos ha permitido que las poblaciones afectadas estén prevenidas y puedan tomar las precauciones del caso cuando se detecta y anuncia la llegada de un huracán.
Sin embargo, esto nos los amedrenta en su virulencia claro está, y puede ser ciertamente duros.

Generalmente se producen en zonas tropicales o sub tropicales, sobre el océano.
La temporada de huracanes del océano atlántico es un suceso anual que comienza en junio extendiéndose el alerta hasta finales de noviembre.

Recientemente, el 22 de septiembre, dicha zona padeció el ataque del Huracán Matthew, que llegó a ostentar vientos máximos de hasta 260 kilómetros por hora y afectó a zonas como el estado de Florida, Antillas Menores, Haití, Cuba, República Dominicana., Colombia y Venezuela.

Es una práctica habitual que a los huracanes se los denomine con nombres propios de humanos.

 
 
 
Temas en Tornado
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48659 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •