Definición ABC » Medio Ambiente » Río

+

Definición de Río

Curso de agua en movimiento que se conecta con otros y son fundamentales para la comunicación y la vida

En el marco natural, el río es un curso de agua que se mantiene en permanente movimiento (no estancada) y que se conecta con otros cursos de agua mayores como lagos, mares, océanos u otros ríos, en los que precisamente desemboca. Por lo general, los ríos sirven como conexión entre las diferentes regiones y aquellos cursos de agua más inmensos como pueden ser el mar o el océano. Además, normalmente, los ríos son cursos de agua dulce a diferencia de lo que sucede con el mar, lo cual hace que sean un elemento imprescindible para la supervivencia humana, animal y vegetal. Los ríos pueden presentar una longitud, extensión, profundidad y ancho completamente variables entre un caso y otro.

Formación, características, tipos e importancia ambiental

Se trata de importantes porciones de agua dulce situados en el interior de la masa de los continentes, con diversidad de caudales, es decir, con variantes en la cantidad de agua que trasladan. A los arroyos o ríos secundarios que desembocan en un río principal se los denomina afluentes. Mientras tanto, a la superficie que recorre el río principal y sus afluentes se la llama cuenca.

También los ríos pueden despeñar desde un acantilado y generar así saltos de agua conocidos popularmente como cataratas, que ostentan alrededor del mundo una fantástica atracción turística, entre los casos más famosos se destacan las Cataratas del Iguazú. Estas famosas cataratas están localizadas sobre el río Iguazú, situado justamente en el límite entre la provincia argentina de Misiones y el estado brasilero de Paraná. Han sido elegidos oportunamente como una de las Siete Maravillas del Mundo y por supuesto gozan de una protección especial por el paisaje bello que representan y la flora y fauna autóctonas que la conforman.

Los ríos son aguas continentales que se escurren a través de su cauce por la superficie del continente y en ese curso van dejando sedimentos de lodo, de arena, de pequeñas rocas

Los ríos son quizás una de las formas hídricas más cambiantes de todas las conocidas. En primer lugar, esto es así porque el agua de los ríos se encuentra en permanente movimiento y fluctuación. En segundo lugar, porque este fluir constante hace que un mismo río pueda ver su caudal completamente cambiado a lo largo del año, de acuerdo a la cantidad de lluvias, a la sequía, etc. En muy pocos casos los ríos no conectan con otro curso de agua mayor para perderse en el medio de la tierra y secarse. Sin embargo, como se ha dicho, en la mayoría de los casos, los ríos cruzan enormes o pequeñas regiones para conectarse finalmente con mares, océanos o lagos. Así, permiten además la navegación y el desarrollo de actividades de gran importancia para el ser humano.

No podemos soslayar la importancia del río en lo que respecta a la comunicación que entablan con otras zonas, los ríos navegables abren justamente la puerta de comunicación entre poblaciones vecinas por ejemplo.
Y desde un punto de vista ecológico, los ríos, constituyen una de las reservas de agua más importantes del mundo para los seres vivos que habitamos en el planeta, además de ser el medio natural en el que viven innumerable cantidad y formas de vida, entre ellos moneras, hongos, vegetales, plancton, animales, entre otros.

La extensión de un río puede dividirse en tres partes mayores: el curso superior (allí donde comienza el río, por lo general entre las montañas, como deshielo), el curso medio (donde su poder erosivo se suaviza) y el curso inferior (donde forma meandros o pronunciadas curvas en zonas más bajas cercanas al mar). La sección inferior de un río puede tomar diversas formas, por ejemplo deltas, islas o estuarios.

Algunos de los ríos más importantes y reconocidos del mundo son el Nilo (el más largo del mundo), el Amazonas, el Río de la Plata (que termina en estuario por ser una boca ancha y profunda de agua), el Danubio, el Duero, el Orinoco y el Mississippi, entre otros.

Otros usos del concepto

Por otra parte, el concepto de río dispone de otras utilizaciones en nuestro idioma que derivan del uso mencionado. Cuando hay una abundancia de algo líquido se habla en términos de río: “era un río de sangre”; o cuando existe una tremenda afluencia de individuos: “en la costa había un río de gente, era imposible caminar por momentos”.

 
 
 
Temas en Río
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45121 fans
  • Twitter
    2211
  • Google
    291
  •