Definición ABC » Medio Ambiente » Recursos renovables

+

Definición de Recursos renovables



El recurso renovable es un tipo de recurso natural que puede renovarse a partir de procesos naturales y con una rapidez mucho más elevada a la medida que el ser humano los consume, es decir, se renuevan tan velozmente que no se agotan y entonces, los hombres pueden hacer uso de ellos siempre.

Cabe destacarse que un recurso natural es aquel bien que nos ofrece la naturaleza y que como tal no presenta ningún tipo de intervención humana. Los recursos naturales son extendidamente valorados por ello y porque contribuyen ciertamente al bienestar y el desarrollo de diferentes productos necesarios para la vida.

Entre los tipos de recursos renovables se destacan: el agua, la energía solar, el viento, la marea y la energía hidroeléctrica.
De alguna manera podríamos calificarlos como eternos dado que es muy difícil que se agoten con el transcurrir del tiempo. Ahora bien, también hay otros recursos renovables que si se los produce de una manera regular en el tiempo también podremos contar con ellos, tal es el caso de la madera, el papel, el cuero, entre otros.

La fuente de energía que más prolifera en nuestro planeta es sin dudas la solar.
Por su parte, la energía eólica, o sea el viento, también abunda en el mundo y por la limpieza que supone es de grandísima ayuda a la hora de aminorar los efectos negativos que provocan los gases de invernaderos, tan perjudiciales para nuestro medio natural. Sin embargo, le encontramos una desventaja y es que resulta intermitente con lo cual no podemos depender estrictamente de ella.

En el caso de la energía hidroeléctrica, se hace presente gracias al movimiento que se produce en océanos y demás aguas. Si se le colocan unas turbinas, es sumamente útil para producir energía de tipo eléctrica.

El agua, asimismo, es un recurso renovable siempre y cuando su uso se dé en un marco de responsabilidad, o sea, que se controle su tránsito, tratamiento y circulación.

La principal característica que ostentan estos recursos y que es la que los diferenciará de los recursos opuestos, que son los recursos no renovables es su sostenibilidad, o sea, pueden ser producidos de modo sostenible a través del tiempo y no agotarse, algo que por supuesto no sucede con los no renovables que sí se agotan con su uso.

Dentro del grupo de los no renovables nos encontramos con la gasolina, el diesel, el carbón y el gas natural.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"