Definición ABC » Medio Ambiente » Paisaje Natural

+

Definición de Paisaje Natural

Un paisaje es la extensión de un terreno que se observa desde un determinado lugar y que estará conformado por las características naturales del entorno en cuestión como asimismo por la intervención del ser humano sobre el mismo, construcciones, daños ambientales, entre otras.

En tanto, no podemos soslayar que el concepto dispone de una especial asociación con lo bello y lo artístico, como consecuencia que estos terrenos normalmente se destacan por su belleza natural que hace que la gente se detenga ante ellos y los admire ciertamente.

Territorios que prácticamente no disponen de la intervención humana

Ahora bien, la naturaleza que nos circunda y con la cual interactuamos no se encuentra de igual modo, sino muy por el contrario, es posible encontrarnos con espacios naturales muy intervenidos y modificados por el hombre para satisfacer sus necesidades de transporte, de vivienda, y de sustento económico, pero también es posible que nos encontremos con otras áreas que presentan un mínimo de intervención humana, siendo justamente las llamadas paisajes naturales.

Se llama paisaje natural a aquella parte del territorio del planeta tierra que se encuentra casi virgen del hombre, es decir, prácticamente no ha sido modificado por la acción de este.

En el paisaje natural no hay ninguna alteración provocada por el hombre y por caso es que se le atribuye la denominación de natural. Su forma y características son el producto de la interacción de sus componentes climáticos, geológicos y ecológicos, nada más y nada menos.

Características principales

Los bosques tropicales, las zonas elevadas en las montañas, los polos, algunas zonas en la costa, y ciertos espacios desérticos pueden ser considerados como paisajes naturales porque comparten elementos en común que suman a su naturalidad y a la escasa intervención humana dado que se encuentran normalmente en lugares de difícil acceso, o donde la vida humana sería inviable por las condiciones extremas del clima, y entonces son muchas las desventajas de instalarse en los mismos.

A esta altura debemos decir que en estos paisajes naturales el hombre no ha puesto su pie porque las condiciones no le han servido, porque sí lo ha hecho en todos aquellos paisajes que le reportaron algún tipo de beneficio.

Así es que la población que reside en ellos es siempre muy baja, o bien nula, porque no hay condiciones básicas para que el hombre se desarrolle allí.

Zonas protegidas por el interés que representan

Aunque, el concepto también es empleado con recurrencia para designar a aquellas zonas que cuentan con una protección especial, legislada por el cuerpo pertinente, como consecuencia del especial interés que revisten per se.

Si bien la cuestión arriba mencionada es la condición sin equanom para ser declarada paisaje natural o espacio natural, como también se conoce estos lugares, existen algunos otros requisitos que cumplen la mayoría de estas regiones y por tanto son designadas de este modo…

Ser representativo de los diferentes ecosistemas, formaciones o paisajes naturales, ya sean estos geológicos o geomorfológicos; que implique un papel relevante en la conservación del ecosistema, pudiendo de este modo asegurar la continuidad evolutiva de las diferentes especies que se hallen en él, entre otras cuestiones.

Otras exigencias resultan ser: la conservación de aquellas comunidades vegetales o animales, de manera tal que impidan la desaparición de cualquier especie, o por lo menos que mantengan pruebas selectas del material genético y la investigación científica, educación ambiental, o por lo menos el control y el estudio de los parámetros ambientales.

Y por otra parte, que realicen dos contribuciones importantísimas, por un lado, al mantenimiento y mejoramiento de los sistemas hidrológicos y de abastecimiento de agua y por otra parte, contribuir al control de la erosión así como al de la sedimentación.

Ejemplos

Algunos ejemplos de paisajes naturales son: los parques (áreas naturales poco transformadas por la mano del hombre, las cuales, ya sea por su belleza, representatividad de sus ecosistemas, singularidad de su flora o fauna, poseen valores estéticos, educativos, entre otros, cuya conservación merece ser llevada a cabo) las reservas naturales (espacios naturales que se protegen por su rareza, fragilidad, importancia o singularidad) y los monumentos naturales (espacios o elementos de la naturaleza que están conformados por componentes singulares, bellos y entonces merecen ser protegidos).

 
 
 
Temas en Paisaje Natural
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48496 fans
  • Twitter
    2245
  • Google
    327
  •